Tratamiento de las alteraciones conductuales en estados alterados de la conciencia

Cerebro de colores. Explicación sobre cómo tratamos las alteraciones de la conducta en estados alterados de conciencia

Las alteraciones conductuales en los Estados Alterados de la Conciencia ya las presentamos como las denominadas alteraciones de la actividad  en anteriores post. Son una alteración en la respuesta que produce la persona ante la estimulación externa o interna, o bien por exceso (agitación psicomotriz), o por defecto (enlentecimiento psicomotriz).

La fatiga es una situación de agotamiento temprano que sufre la persona en estado alterado de conciencia y que se reconoce al disminuir el nivel de atención arousal, la tendencia a la somnolencia o al reducir el número y la calidad de las respuestas que la persona venía presentando. La fatiga suele desencadenar agitación o enlentecimiento, dependiendo de la entidad conductual que cada paciente presente.

¿Cómo tratamos las alteraciones de la conducta en estados alterados de conciencia?

En el tratamiento veremos dos grandes pilares: el tratamiento farmacológico y el control ambiental.

FATIGA

  1. Lo primero de todo es procurar el descanso adecuado del paciente. Las personas con daño cerebral adquirido presentan unas necesidades de sueño mucho mayores que las personas que no presentan dicha alteración. Hay que procurar un establecimiento del ritmo del sueño-vigilia adecuado desde el inicio del tratamiento, ya que además en estos pacientes en estado alterado de conciencia es un signo de buen pronóstico neurológico.
  2. El sueño es necesario para la salud cerebral, la regeneración neuronal y la neurogénesis. La falta de sueño provoca clínicamente y conductualmente fatiga, que puede mostrarse en forma de agitación o de enlentecimiento psicomotriz.
  3. El tratamiento del ritmo del sueño-vigilia implica tratamiento farmacológico y control del entorno. En el Servicio de NeuroRehabilitación tenemos un protocolo farmacológico específico de tratamiento para el ritmo del sueño-vigilia. Para el control del entorno entran factores como establecer pautas de higiene del sueño rutinarias, en las que la comunicación y el seguimiento de las pautas con la familia son fundamentales.

AGITACIÓN PSICOMOTRIZ

  1. Es importante ante todo diagnosticarla de manera apropiada. Muchos pacientes en estados alterados de conciencia presentan crisis disinérgicas, crisis epilépticas, movimientos alterados y otras entidades clínicas, que podrían confundirse con agitación psicomotriz
  2. La experiencia del clínico valorador es fundamental en estos casos. El tratamiento pasa por tratamiento farmacológico (en el Servicio de NeuroRehabilitación hemos desarrollado un protocolo farmacológico específico para el tratamiento), y control del entorno (control de estimulación ambiental, luces, ruidos, voces, etc), manteniendo un ambiente tranquilo y agradable (silencio, momentos de música de relajación, luces suaves, etc). Las pautas de rutina diaria también juegan un papel fundamental en la reducción de la agitación psicomotriz

ENLENTECIMIENTO PSICOMOTRIZ

  1. El diagnóstico es también en este caso la primera puerta que debemos abrir para poder proceder a realizar el tratamiento más adecuado. No hay que confundir el enlentecimiento psicomotriz con otras entidades como la somnolencia, las crisis epilépticas de ausencia, las crisis disinérgicas parasimpáticas o un estado neurológico puntual condicionado por una infección o entidad clínica puntual.
  2. Una vez diagnosticada, procederemos a tratarla farmacológicamente, con el protocolo de fármacos activadores para estados alterados de conciencia, siendo el zolpidem el primer fármaco de esta lista. El control del entorno en este caso también es fundamental manteniendo un ambiente tranquilo y procediendo en los momentos de mayor atención del paciente a la estimulación desde las diferentes vías sensoriales. Los paseos al aire libre, la exposición a la naturaleza, aquellas canciones y música que la persona solía escuchar también pueden ayudarnos a un correcto tratamiento de esta alteración de la actividad.

La familia

Todas estas pautas de tratamiento conductual ambiental e higiénico se explican detenidamente a los familiares durante su estancia en el Servicio y aquellas inquietudes y dudas que puedan surgir son seguidas cuidadosamente por parte de nuestros profesionales, ya que la familia es una herramienta fundamental en el tratamiento conductual.

En nuestro blog, App y página web, podéis encontrar mucha más información acerca de las pautas de tratamiento más adecuado para estas entidades conductuales.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar