Recomendaciones navideñas del Servicio de NeuroRehabilitación para familias con Daño Cerebral Adquirido

Infografía con las recomendaciones para las personas con DCA vivan los encuentros navideños de una forma tranquila y agradable

Las Navidades no son iguales para todos. En España hay más de 420.000 familias donde uno de sus miembros tiene Daño Cerebral Adquirido con una serie de limitaciones cognitivas, conductuales, emocionales, funcionales y motoras que condicionan su participación en este tipo de eventos.

Normalmente, las personas con Daño Cerebral Adquirido suelen tener fatiga e irritabilidad en ambientes con mucha carga estimular, como suele pasar en estas reuniones navideñas, en las que se congregan varias personas, puede haber mucho ruido y estímulos y acostumbran a tener una larga duración.

Recomendaciones para encuentros navideños

Por este motivo, el Servicio de NeuroRehabilitación de Hospitales NISA ha difundido a través de sus redes sociales una serie de recomendaciones, para que estas fiestas sean agradables y no un cúmulo de situaciones estresantes, como:

  1. Dosificar la cantidad de estímulos en un mismo acontecimiento. Por ejemplo, organizar varios encuentros en vez de concentrar a todos los familiares en uno mismo día, separar estas reuniones en el tiempo e intentar controlar que tengan una menor carga estimular.
  2. En los días señalados, en los que no es posible reducir la cantidad de estímulos, permitir que el paciente se pueda retirar a otro espacio donde esté cómodo para descansar un poco y que más tarde retome el encuentro, si lo desea.
  3. Vigilar las señales de fatiga. Es frecuente que cuando los afectados de daño cerebral comienzan a fatigarse, se muestren más cansados, incómodos o irritables. Atender a estas señales para permitirles retirase o cesar su participación.
  4. Dejarles opinar. Permitamos que ellos también opinen sobre cómo se van a sentir más cómodos en estas celebraciones y, en la medida de lo posible, respetar sus preferencias, si se ajustan a sus características clínicas.
  5. Ante comportamientos que puedan resultar inadecuados, no darle demasiada importancia y derivar la atención hacia otra cosa.
  6. Aprovechar para recordar. Estos encuentros pueden ser un momento perfecto para recordar historias, tradiciones, peculiaridades identitarias de los afectados por DCA y que ellos puedan reconocerse en las mismas. Generalmente, los recuerdos más remotos se suelen preservar mejor.

En definitiva, si creamos espacios lo más tranquilo posibles, relajados, privados y confortables, todos disfrutaremos más de estas fechas.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar