La gran guía de preguntas frecuentes sobre el ictus de NeuroRHB

Datos Dia Mundial del Ictus

Hoy conmemoramos el Día Mundial del Ictus y para ello, nuestros especialistas de los centros NeuroRHB han elaborado la gran guía de preguntas frecuentes sobre el ictus. A través de ella resolveremos algunas de las grandes preguntas que nos hacemos sobre esta patología y descubriremos datos esperanzadores, que en la prevención está la base, además de visualizar a las personas con ictus, comprendiendo su día a día. Como complemento, en la imagen puedes ver algunos datos de la incidencia del ictus en España.

Gran guía de preguntas frecuentes sobre el ictus

Definición de ictus

¿Qué es un ictus y por qué se produce?

El ictus o accidente cerebrovascular es una interrupción brusca del aporte de sangre a una región del cerebro que provoca una alteración en el funcionamiento normal del mismo.

¿Qué es un ictus isquémico?

Los ictus isquémicos son los más frecuentes, representando aproximadamente el 85% de todos los ictus. Los ictus isquémicos se producen por un descenso del aporte de sangre al cerebro.

Este descenso de sangre en el cerebro produce rápidamente alteraciones en la función de sus células, y se manifiesta, según la zona dañada, por síntomas como parálisis en una parte del cuerpo, alteraciones del lenguaje, incapacidad para permanecer de pie o caminar o pérdida brusca de memoria, entre otros.

¿Qué es un ictus hemorrágico?

El accidente cerebral hemorrágico es el tipo menos común. Ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe y sangra dentro del cerebro. En cuestión de minutos, las células del cerebro comienzan a morir. Las causas incluyen un aneurisma hemorrágico, una malformación arteriovenosa o la rotura de una pared arterial

¿Qué es una trombosis venosa en el cerebro?

La trombosis venosa cerebral representa el 0,5 % de los ictus y afecta con mayor frecuencia a sujetos jóvenes con factores de riesgo congénitos o adquiridos.

¿Qué es una embolia cerebral?

La embolia ocurre cuando un coágulo que viene de otra parte del cuerpo obstruye un vaso sanguíneo que se dirige al cerebro y, por lo tanto, impide o dificulta que el riego llegue a esta zona de nuestro organismo.

¿Qué es un ictus leve?

Un ictus leve es un pequeño infarto cerebral de escasa intensidad y duración. El ictus leve se produce cuando se detiene el flujo de sangre y oxígeno a una parte del cerebro por un breve período de tiempo y los síntomas suelen durar entre una y dos horas.

Detección del ictus

¿Cómo saber si es un ictus?

Los síntomas de alerta de ictus son variados y van a depender del área cerebral afectada, pero no suelen ir acompañados de dolor. Debemos sospechar que se está produciendo un ictus si observamos la aparición brusca y repentina de alguno de los siguientes síntomas:

  • Pérdida de fuerza repentina en la cara, el brazo o una pierna, especialmente en uno de los lados del cuerpo (derecho o izquierdo)
  • Confusión repentina, desorientación o pérdida de conciencia
  • Sensación de adormecimiento, acorchamiento u hormigueo de uno de los lados del cuerpo
  • Problemas en el habla: dificultad para hablar, articular las palabras y/o comprender aquello que se le dice
  • Repentina dificultad para andar, mareo, pérdida de equilibrio o coordinación
  • Problemas repentinos de visión en uno o los dos ojos
  • Dolor de cabeza fuerte y repentino sin causa conocida
  • Vómitos.

¿Qué hacer ante la sospecha de un ictus?

Ante la sospecha de ictus podemos realizar tres sencillas pruebas que nos pueden ayudar a distinguirlo de otras patologías o alteraciones:

1ª Asimetría facial

Prueba: Pedirle que sonría o nos enseñe los dientes.

Debemos sospechar un ictus sí vemos una asimetría de la cara o ambos lados de la cara se mueven de manera desigual.

2ª Descenso del brazo

Prueba: Pedirle que cierre los ojos y extienda los brazos al frente durante 10 segundos.

Debemos sospechar un ictus sí no puede levantarlo o si se le cae un brazo respecto al otro.

3ª Dificultades en el habla

Prueba: Pedirle que repita una frase que use habitualmente.

Debemos sospechar un ictus sí alarga las palabras, utiliza palabras incorrectas o no puede hablar.

¿Qué hacer si se contemplan los síntomas descritos?

Ante cualquier la sospecha de ictus debemos ponernos en contacto rápidamente con los servicios médicos de urgencias. Cada segundo que ahorremos se evitan mayores daños cerebrales.

Prevención del ictus

¿Cómo se puede evitar un ictus?

Existen 5 tareas muy sencillas que nos pueden ayudar a evitar un ictus en el futuro, así como a contribuir a llevar una vida más saludable. En primer lugar realizar ejercicio físico regularmente, la intensidad la marcará la persona y su edad. Tenemos que evitar malos hábitos como el consumo de tabaco y alcohol, en contrapartida adquiriremos hábitos de dieta sanos, como los conocidos por la dieta mediterránea. Por último, no olvidaremos revisar regularmente nuestra tensión y así realizar los controles que nuestro médico nos recomiende y, por último, controlar la diabetes.

¿Qué significa código ictus y en qué consiste?

El código ictus es un sistema que permite la rápida identificación, notificación y traslado de los pacientes con ictus a los servicios de urgencias. De este modo, puede ponerse en marcha el proceso intrahospitalario de diagnóstico y cuidados mientras se traslada al paciente con ictus hasta el servicio de urgencias.

Rehabilitación del ictus

¿Cuáles son las consecuencias de un ictus o infarto cerebral?

Las consecuencias de un infarto cerebral varían en función de la duración del mismo y de su localización. Ahora bien, éstas pueden abarcar, desde pérdida de la visión, de la fuerza en un brazo o en una pierna, de la sensibilidad, del conocimiento o del habla… En definitiva, puede llegar a perderse cualquier función cerebral.

¿Cómo debe ser la rehabilitación de un ictus?

Tras realizar una evaluación de la situación funcional de la persona que ha sufrido un ictus o accidente cerebrovascular, por NEURORHB considera que debe comenzar un tratamiento temprano, individualizado, intensivo e interdisciplinar, con especialistas de neuropsicología y psicología clínica, fisioterapia, terapia ocupacional, ortoprotesis, logopedia, trabajo social y nutrición.

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar