¿Qué son y para qué se usan los ejercicios de Frenkel?

Ejercicios de Frenkel

Los ejercicios de Frenkel se utilizan para mejorar la coordinación y el control propioceptivo. Esta actividad rehabilitadora es de elección para aquellas personas que tienen ataxia, síntoma que encontramos frecuentemente en personas con daño cerebral adquirido. El proceso de aprendizaje de este método de regulación del movimiento es semejante al requerido para aprender cualquier nuevo ejercicio.

Principios básicos de los ejercicios Frenkel

En primer lugar nos centraríamos en analizar cuales son los objetivos de los ejercicios Frenkel. Aquí hablaríamos de tres principios básicos:

  1. Concentración de la atención
  2. Precisión
  3. Repetición

En este sentido, el objetivo fundamental es lograr la regulación del movimiento. De esta forma, conseguiremos que el paciente sea capaz de realizarlo y adquiera confianza en la práctica de las actividades que son esenciales para su independencia en la vida diaria.

¿Para qué se utilizan los ejercicios Frenkel?

Ahora bien, los ejercicios basados en los principios de Frenkel se utilizan para el aprendizaje del movimiento suave y de la precisión. En esta línea, destacaríamos particularmente el objetivo principal de ayudar al paciente a desempeñar las actividades normales de la vida diaria.

¿Cómo hay que realizarlos?

En referencia a la progresión de los ejercicios, ésta va desde alterar la rapidez, amplitud y complejidad hasta la precisión. De esta manera, en un principio se realizarán aquellos movimientos de gran amplitud en las grandes articulaciones para luego ser sustituidos por movimientos más finos y precisos de las pequeñas.

Los ejercicios Frenkel se inician en posición tumbado boca arriba, con la cabeza recta y los miembros firmemente apoyados, avanzando después a ejercicios sentado y finalmente de pie. Primero se realizarán con apoyo de la visión para posteriormente cuando se dominen, realizarlos con los ojos cerrados. No se harán ejercicios extenuantes ni que impliquen una gran carga muscular. Por último, en lo que se refiere a su grado de repetición, se deberá repetir varias veces alrededor de veinte minutos por dos veces al día, hasta que el ejercicio se realice de una forma sencilla.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar