10 consejos básicos que todo cuidador de una persona con daño cerebral debe conocer

Consejos para cuidadores de personas con daño cerebral

El denominado Síndrome de Burnout o Síndrome del Cuidador Quemado, surge en el año 1970 cuando el psicólogo estadounidense Herbert Freudenberger acuñó este término tras el estudio de los síntomas de ansiedad y depresión que presentaban los trabajadores de una clínica de toxicómanos. De este modo, el término se ha incorporado a la psicología laboral para denominar el desgaste físico y emocional de los profesionales que se dedican a la atención o cuidado de personas como médicos, enfermeros, psicólogos o trabajadores sociales.

Pero este trastorno se ha trasladado también al ámbito privado. En este caso lo utilizamos para denominar  al estrés que sufren los cuidadores informales. Estaríamos hablando de los que se hacen cargo de algún familiar o amigo que se encuentran en situación de dependencia debido a algún tipo de enfermedad (demencia, cáncer, daño cerebral…). Este síndrome tiene lugar cuando el cuidador/a principal llega al agotamiento y desgaste físico y psicológico debido a una dedicación intensa a la atención del familiar dependiente.

El daño cerebral, también en el entorno, los cuidadores

La vida de cualquier persona puede verse gravemente afectada tras sufrir un daño cerebral, pero no solo la del propio paciente, sino la de todo su entorno. Es normal poner el foco de atención principalmente en el persona que sufre la enfermedad, especialmente en el primer periodo en el que se produce el hecho y se comienza a tratar. Pero los profesionales que atendemos a este tipo de pacientes, no debemos olvidarnos de una parte fundamental, que son los familiares o referentes que lo rodean, aquellos que serán seguramente los cuidadores principales.

Por ello, es importante que el profesional conozca también tanto a las personas del entorno y sus circunstancias sociofamiliares. A partir de ahí, se podrán establecer las pautas adecuadas a cada caso.

Así pues, en este post trataremos de ofrecer algunos consejos básicos para los cuidadores informales que se han convertido en ello de manera inesperada y se sienten abrumados y superados por la situación. Una serie de consejos básicos para poder evitar así el Síndrome del Cuidador. ¡Esperamos que os sirvan de ayuda!

Los 10 consejos básicos para el cuidador de una persona con daño cerebral

  • Intentar formarse y solicitar información a los profesionales para que nos puedan indicar las pautas más adecuadas.
  • No llevar la carga del cuidado uno/a solo/a. Tratar de compartir con aquellas personas del entorno que tengan disponibilidad. ¡No dudes en pedir ayuda!
  • Poner límites al cuidado. Ser capaces de decir que no a demandas excesivas.
  • Mantener, en la medida de lo posible, hábitos de vida saludable: alimentación equilibrada, deporte, evitar consumos excesivos (tabaco, alcohol etc.)
  • Reservar un tiempo para uno mismo. El cuidador debe tratar siempre de atender sus necesidades físicas, de relación y de ocio. Su buen estado de salud repercute directamente en la calidad del cuidado que le aporta al paciente.
  • Buscar apoyos para gestionar nuestras propias emociones y preocupaciones. Lo podemos encontrar en familiares o amigos, aunque lo más recomendable es acudir a profesionales de la psicología.
  • Tratar de promover la autonomía del paciente, aunque haga las cosas lentamente o mal en un inicio, a la larga será mucho mejor.
  • Intentar planificar las tareas y actividades semanales. Esto te puede ayudar tanto a ti como a tu familiar, evitando situaciones de estrés.
  • Asesorarse con el trabajador social de zona sobre las ayudas económicas y técnicas disponibles para el apoyo en el cuidado del familiar.
  • Cuando algo salga mal, trata de no responsabilizarte demasiado. Mantener una actitud positiva es muy importante.

Post realizado por Raquel Fernández, trabajadora social de NEURORHB – Servicio de Neurorrehabilitación del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima en Vigo.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar