Beneficios del trabajo en suspensión adaptado a la rehabilitación de la hemiplejia

Trabajo de rehabilitación suspendido para personas con hemiplejia

Los pacientes que padecen una hemiplejia o hemiparesia (parálisis total o parcial de un hemicuerpo) sufren alteraciones del equilibrio y la estabilidad, tienen pérdida de fuerza corporal en mayor o menor grado en el hemicuerpo afecto, así como pérdida de flexibilidad debido a alteraciones del tono muscular.
Todo esto afecta de una forma muy directa a la marcha y compromete su independencia funcional.
Es por ello que abordar todos estos aspectos en el proceso rehabilitador es clave para su recuperación.

El TRX o “suspensión training”

El TRX o “suspensión training” es un sistema de entrenamiento en suspensión muy versátil que permite adaptarse a cualquier condición física con multitud de ejercicios, tanto para miembros superiores, miembros inferiores o tórax y abdomen. El único material necesario consiste en unas correas ancladas con unas hebillas regulables en altura y dos agarres para manos o pies.

Cada ejercicio realizado con TRX:

  • desarrolla la fuerza funcional,
  • a la vez que permite mejorar el equilibrio,
  • la flexibilidad y
  • la estabilidad central del cuerpo (core)

A su vez reduce el riesgo de lesiones al trabajar con el propio peso corporal y poder con ello adaptar la intensidad a la persona.

El trabajo en suspensión proporciona una situación de desestabilización, lo que exige al cuerpo una conciencia corporal para permitir que el tronco y otros estabilizadores articulares mantengan el centro de gravedad dentro de su base de apoyo. A medida que mejora la estabilidad permite aumentar la dificultad de los ejercicios y la exigencia de éstos.

Ésta demanda de estabilidad genera una activación muscular competa y una estabilización articular con un trabajo de propiocepción.

¿Qué es el core?

Por core nos referimos al centro de gravedad del cuerpo, que hace de enlace entre el tren inferior y el tren superior y que permite una correcta estabilización lumbo-pélvica, y que por lo tanto resulta indispensable para desarrollar el equilibrio, la estabilidad y la coordinación.

Por lo tanto, enriquecer la rehabilitación de estas patologías incluyendo en ella el entrenamiento con suspensión permite trabajar de una forma muy directa e individualizada el equilibrio, la coordinación y la estabilidad central, a la vez que trabajamos fuerza y flexibilidad con su propio peso corporal y pudiendo variar la intensidad en función del paciente y los objetivos a trabajar.

Otro aspecto positivo y no menos importante es la satisfacción y superación personal que sufre el paciente al verse capaz de adaptar éste sistema tan de moda y con tan buenos resultados a su rutina rehabilitadora.

Área de Fisioterapia del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Vithas VITHAS Valencia al Mar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar