¿Volverá a caminar? ¿Volveré a caminar? Recuperación de la marcha

En la rehabilitación de la marcha intervienen factores clínicos y cognitivos además de los aspectos motores específicos

La capacidad de caminar o de marcha es determinante para la autonomía, la funcionalidad motora, la integración plena en la comunidad y la calidad de vida.

Después de un ictus que afecta a la fuerza y al control del movimiento, presentándose por ejemplo como una hemiparesia contralateral a la lesión cerebral, una de las cuestiones que frecuentemente preocupa es esta:  ¿volverá a caminar?
En la mayor parte de los casos, no es una pregunta que se puede responder de forma segura en un primer momento tras el ictus. Intervienen factores clínicos y cognitivos además de los aspectos motores específicos, que se plantean como “predictores” y que a continuación exponemos.

Autonomía en los desplazamientos

La hemiparesia implica una serie de aspectos que condicionan el patrón de marcha, descritos en un post anterior. En este caso nos centramos en la capacidad de desplazarse, es decir, en la autonomía de marcha que queremos recuperar. En primer lugar, de modo análogo a lo que exponíamos en el post sobre la disfagia es primordial concretar y especificar qué tipo de desplazamientos nos planteamos como objetivo:

  • Marcha asistida por ayudas técnicas o productos de apoyo (muleta, férulas, andador)
  • Marcha con supervisión de otra persona
  • Marcha independiente
  • Marcha por interiores (espacio terapéutico, domicilio)
  • Marcha por exteriores limitada a trayectos cortos, conocidos, terreno estable, sin importantes interferencias
  • Marcha por exteriores completa

Predictores de recuperación de marcha y tipos de desplazamientos

Acceso temprano a un programa de rehabilitación

Como en la mayor parte de los síntomas secundarios al daño cerebral, uno de los aspectos que va a condicionar el pronóstico de recuperación de marcha va ser el acceso temprano a un programa de Rehabilitación multidisciplinar de intensidad adecuada.

Situación clínica

La situación clínica (como presencia de factores de riesgo vascular, infecciones o antedecentes de artrosis), así como la afectación cognitiva (capacidad de aprendizaje, nivel de atención, alteraciones visuoespaciales), son circunstancias no motoras que condicionan el aprender a caminar y volver a desplazarse.

Aspectos sensoriomotores

Importantes aspectos sensoriomotores que en fases tempranas se consideran predictores de la recuperación de marcha son:

  • La fuerza en miembros inferiores y, específicamente, en los músculos encargados de extender la rodilla
  • El control de tronco o la capacidad de sentarse sin respaldo
  • El equilibrio estático en bipedestación y el equilibrio dinámico, dando algunos pasos
  • La alteración del reflejo óculo-vestibular
  • Las alteraciones sensitivas marcadas, en forma de hipostesia táctil o alteración propioceptiva
  • La presencia de espasticidad severa

Otros aspectos

Otros aspectos que se han visto relacionados son:

  • La edad
  • La hemianopsia o afectación de parte del campo visual
  • La heminegligencia
  • La incontinencia urinaria prolongada en el tiempo
  • Aspectos lesionales: se considera predictor de recuperación a la localización de la lesión y, especialmente, si afecta a lo denominado tracto córtico-espinal, más que el tamaño o volumen lesional

Capacidad de desplazarse de forma autónoma

Una vez adquirida la capacidad de marcha, el pronóstico en cuanto a la capacidad para desplazarse de forma autónoma por exteriores, se ha visto determinada por:

  • La velocidad de marcha espontánea, sobretodo relacionada con la capacidad de marcha por interiores o por exteriores
  • La resistencia de marcha
  • La distancia que es capaz de recorrer sin ayuda

Hay varios aspectos implicados en el hecho de caminar y poder desplazarnos de forma independiente. Como vemos, hay distintos factores que se consideran predictores de la recuperación de la marcha y que nos ayudan a hacer una aproximación pronóstica y a diseñar de la mejor forma posible el programa de tratamiento Rehabilitador más adecuado.

Área Médica del Servicio de NeuroRehabilitación de Hospitales Vithas.

  • Fulk G. Predicting home and community walking activity poststroke. Stroke 2017
  • Woong C. Hemiparetic knee extensor strength and balance function are predictors of ambulatory function in subacute stroke patients. Ann Rehab Med, 2015
  • E.Duarte. Early detection of non-ambulatory survivors six months after stroke. NeuroRehabilitaction, 2010
  • Turner-Stokes L. Evidence for the effectiveness of multidisciplinary rehabilitation following acquired brain injury: a synthesis of two systematic approaches. J Rehabil Med, 2008

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar