Valoración interdisciplinar en los Trastornos del Neurodesarrollo

Frente a la sospecha de un Trastorno del Neurodesarrollo, lo más recomendable es hacer una valoración interdisciplinar

Las Trastornos del Neurodesarrollo se definen, según el DSM-5 como un grupo de condiciones que tienen su inicio en el periodo del desarrollo. Se caracterizan por un inicio temprano, la primera infancia y por presentar déficit en distintas esferas del desarrollo, personal, social, académico y funcional, que a menudo coexisten.

Posibles alteraciones del Trastorno del Neurodesarrollo

Dentro de las alteraciones que podemos encontrarnos:

  1. Durante el primer año de vida lo más llamativo serán las alteraciones psicomotoras.
  2. A partir del segundo año se podrán evidenciar los retrasos en la adquisición del lenguaje.
  3. Será a partir del tercer año cuando destaquen las posibles alteraciones en la conducta, y déficit de atención y a partir de aquí de podrán evidenciar las dificultades en el aprendizaje.

Frente a la sospecha de un Trastorno del Neurodesarrollo, porque se haya manifestado alguna de estas alteraciones, los familiares generalmente tienden a buscar el profesional más cercano a la alteración que inicialmente se ha visto como la más llamativa. Es decir, si un niño por ejemplo presenta retraso en la adquisición del lenguaje, es común que se busque la valoración por parte de un logopeda. Siendo un planteamiento muy lógico. Sin embargo, generalmente, lo más recomendable es hacer una valoración interdisciplinar que incluirá la valoración de un logopeda, pero que además valorará de forma global al pequeño.

Punto de vista clínico

Desde el punto de vista clínico, se debe realizar una batería de pruebas que incluya la valoración del nivel cognitivo, del lenguaje y la comunicación, conductual, emocional, social, y funcional, así mismo es recomendable valorar el perfil sensorial en los casos en los que haya una sospecha de alteraciones en la integración sensorial. Al igual que los aspectos motores cuando haya manifestaciones físicas. La valoración del desarrollo debe guiar el plan de tratamiento a seguir con el niño, determinando los objetivos a conseguir desde cada área y en cada periodo.

El diagnóstico lo más precoz posible sigue siendo clave para favorecer una correcta intervención desde el inicio tanto con el niño como con la familia. Para lo que es imprescindible conocer el desarrollo evolutivo en la infancia, los trastornos del desarrollo y su comorbilidad.

En definitiva, el desarrollo es una globalidad que incluye diferentes y múltiples aspectos, es importante detectar los déficit y alteraciones que se encuentran pero, también, es importante detectar los aspectos adquiridos y las fortalezas para trabajar con ellas y desde ellas desde una perspectiva global.

Área de neuropsicología Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Vithas Sevilla Aljarafe.

Bibliografía:

  • Libro Blanco de la Atención Temprana. GAT, 2005. Real Patronato sobre Discapacidad.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar