Tratamiento ambulatorio del Daño Cerebral Adquirido

Tratamiento Ambulatorio en NeuroRHB

Como bien sabes, las personas que han sufrido un daño cerebral necesitan ayuda de su entorno más inmediato para atender todas sus necesidades. No obstante, puede que algunas personas no precisen de atención sanitaria continuada y puedan permanecer en el domicilio, desplazándose al centro de tratamiento para sus actividades de neurorrehabilitación. Así pues, el tratamiento ambulatorio puede ser la elección inicial de tratamiento, si el paciente está estable hemodinámicamente para residir en su domicilio, o bien, puede suponer la continuación de una fase de tratamiento en régimen de ingreso hospitalario.

El tratamiento ambulatorio, una continuación de la recuperación

En este último caso, la fase ambulatoria supone una continuación y una fase más del proceso neurorrehabilitador. Esto es así ya que el domicilio del paciente es la residencia natural y definitiva del mismo. En nuestro Servicio de Neurorrehabilitación, esta fase se va planificando y preparando con antelación al alta del ingreso hospitalario. Eso implica, abordar con la familia la posible adaptación del hogar en función de las necesidades y estado del paciente, y preparar la reintegración del paciente a la dinámica familiar. En todo momento el área de Trabajo Social supervisa que los recursos y el entorno del paciente sean los más apropiados para su bienestar y para ayudarle en su proceso de rehabilitación.

El objetivo, volver a ser independiente

El objetivo final del plan de tratamiento neurorrehabilitador individualizado de cada paciente, es que adquiera la máxima autonomía posible, en su día a día. Es decir, que dependa lo mínimo posible de otras personas. El plan de tratamiento médico, nutricional, fisioterápico, neuropsicológico, logopédico y ocupacional, va destinado a que el paciente vuelva a ser independiente. Esto implica mejorar su calidad de vida y la de su familia y entorno.
El tratamiento en régimen ambulatorio, permite que el paciente ponga en práctica el trabajo de autonomía adquirida durante el proceso neurorrehabilitador, durante su periodo de ingreso hospitalario, o bien que adquiera la autonomía perdida por la lesión cerebral a través del tratamiento neurorrehabilitador ambulatorio (si es un paciente que no ha requerido tratamiento de ingreso hospitalario), estrechamente supervisado por el equipo clínico de terapeutas.

La importancia de la relación con la familia

En este proceso, es fundamental que en todo momento exista una relación estrecha con la familia. Esto es fundamental para proporcionar pautas de tratamiento médico, conductual, funcional y logopédico. Además, que la familia informe convenientemente de aquellos ítems que vaya consiguiendo el paciente, así como de las dudas que vayan surgiendo en cuanto a pautas específicas de comunicación, de tratamiento farmacológico, conductual, y funcional, es de gran ayuda.

¿Cómo se diseña el tratamiento ambulatorio?

El diseño del tratamiento se realiza teniendo en mente desde el primer momento la parte ambulatoria del proceso, que se va planificando y preparando con antelación al alta del ingreso hospitalario. Eso implica, por ejemplo, abordar con la familia la posible adaptación del hogar.
Por otro lado, también cómo gestionar las posibles ayudas económicas o recursos, la modificación o ajuste de horarios familiares para atender las necesidades del paciente. Por último, la preparación de la familia para la situación de reintegración del paciente a la dinámica familiar y el ajuste de expectativas de futuro tanto del paciente como de su familia.

Post redactado por el área de neuropsicología de NEURORHB Vithas Vigo y por la Dra. Belén Moliner, directora médico de NEURORHB.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar