¿Quién soy?¿Qué día es hoy?¿Dónde estoy? Tipos de orientación

tipos de orientación que ayudan a la persona a situarse en su realidad tras sufrir un Ictus o un Traumatismo Craneoencefálico

Cuando se produce un accidente cerebrovascular (ACV) o un traumatismo craneoencefálico (TCE), algunos casos conllevan la pérdida de conciencia y posterior desconexión con el medio.

En los casos más graves, esta fase de desconexión puede ser permanente o llegar a durar varios años. En otros casos, el despertar se produce al poco tiempo de la lesión y se inicia el proceso de conexión con el medio que nos rodea, con nuestra propia vida y con la realidad.

La calidad de esta nueva conexión con el medio, dependerá de la gravedad del ACV o TCE sufrido y del tiempo que haya transcurrido desde el momento del accidente, al mismo tiempo, no hay que olvidar que cada persona es única y por tanto cada despertar será diferente.

El momento del despertar es quizás uno de los más importantes ya que todas las personas que rodean al afectado pueden colaborar de manera activa en el proceso rehabilitador. En este momento debe primar la paciencia, comprensión y conocimiento por parte de aquellos que rodean al afectado para que la ayuda sea lo más eficiente posible.

TIPOS DE ORIENTACIÓN

Dicho esto, vamos a conocer los tipos de orientación que ayudan a la persona a situarse en su realidad y algunas estrategias que favorecen dicho proceso:

ORIENTACIÓN AUTOPSÍQUICA  (PERSONAL)

Este tipo de orientación como su nombre indica, nos mantiene conectados con nuestro propio yo, con nuestra vida personal. Nos permite conocer nuestro nombre, edad, fecha de nacimiento, reconocer a nuestros familiares más directos, etc.

Cuando nuestro familiar se encuentra en estado de desorientación personal, podemos ayudarle facilitándole sus datos personales a través del aprendizaje sin error, para ello podemos hacer uso de una libreta donde anotaremos los datos personales. Os dejamos una guía como ejemplo:

  • Nombre y Apellidos
  • Fecha de nacimiento
  • Edad
  • Lugar de nacimiento
  • Nombre de familiares
  • Hobbis
  • Gustos personales

Lo más adecuado es que esta información siempre sea la misma y que sea de acceso de todos para favorecer una correcta orientación a nivel personal.

Además, podemos hacer uso de fotografías del propio paciente, amigos y familiares para  reforzar esta información.

ORIENTACIÓN ALOPSÍQUICA (TEMPORAL Y ESPACIAL)

ORIENTACIÓN TEMPORAL

La orientación temporal, nos ayuda a conectar con el día a día.

Es muy importante facilitar al afectado información oral diaria con los datos del día, mes, año, estación del año, parte del día (mañana o tarde) y hora.

El apoyo visual a través de calendarios, relojes y agendas nos ayuda a reforzar dicha información. Además que éstos se encuentren en la habitación, o donde el afectado pasa la mayor parte del día, facilita un rápido acceso a esta información.

Al igual que la orientación personal, debemos facilitar esta información de manera clara y sin opciones para favorecer un aprendizaje sin error.

ORIENTACIÓN ESPACIAL

La orientación espacial, no por ser la última es menos importante ya que nos ayuda a conocer dónde estamos, por dónde nos movemos.

Si no conocemos el espacio por donde nos desplazamos, aumenta nuestra inseguridad por lo que es importante que la persona inicie recorridos cortos por lugares previamente conocidos para favorecer el recuerdo y la adaptación.

Cuando la orientación espacial se consigue, aumentamos también la funcionalidad del afectado y disminuye su dependencia en los desplazamientos.

La orientación a nivel personal y espacial puede ser más sencilla de consolidar, aprender, puesto que esta información no varía, sin embargo, datos como el día y la hora, cambian constantemente por lo que es más dificil alcanzar una precisa orientación temporal.

Resaltar que conseguir la orientación en las tres esferas mencionadas, personal, temporal y espacial, no siempre es posible, pero mantener a la persona afectada informada en todo momento, puede reducir conductas como la inquietud, ansiedad y pensamientos inadecuados como delirios, alucinaciones u otros que nos ayudaran a llevar mejor el día a día.

Para cerrar, os dejamos unas pautas generales sobre cómo facilitar la información:

  • Debe ser lo más precisa posible, y sin alternativas. (Aprendizaje sin error)
  • Es aconsejable recordarla varias veces a lo largo del día
  • Es beneficioso el refuerzo a nivel visual (fotografías, agendas, calendarios, relojes…)

Ante todo, no hay que olvidar que cada persona es única, por lo que cada despertar será diferente. 

Área de Terapia Cognitiva del Servicio de NeuroRehabilitación del centro Vithas Nisa de Elche – Vinalopó.

Imagen: PIXABAY

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar