Querida familia… – Carta de los profesionales de neurorrehabilitación pediátrica por el día del daño cerebral

Árbol de la vida del servicio de neurorrehabilitación pediátrico para conmemorar el día del daño cerebral

En estos días tan diferentes a lo habitual que estamos viviendo por la Covid19, en los que no podíamos hacer nada presencial para daño cerebral, desde el centro de Vithas NeuroRHB Consuelo Niños pensaron que sería bonito escribirle una carta a cada niño, personalizada, animándole y diciéndole lo orgullosos que estamos de cómo trabaja y lucha cada día.

Y también queríamos expresar nosotros lo que sentíamos, lo hemos puesto en la pared para que puedan leerlo las familias, junto a un árbol lleno de cerebros y una escalera donde cada peldaño tiene un significado en nuestro día a día: motivación, superación, vocación…

Entre esas cartas los profesionales también explicaron lo que significa para ellos trabajar en neurorrehabilitación pediátrica y hoy queremos compartir con vosotros una de esas cartas que escribieron…

QUERIDA FAMILIA…

Trabajar en el servicio de neurorrehabilitación pediátrica ha implicado para mí un aprendizaje diario. Estar aquí me ha brindado la oportunidad de crecer profesional y personalmente.

A lo largo de estos años, he conocido verdaderos héroes de edades muy diversas. Personas invencibles que, cuando parecían haber tocado fondo, resurgían con más fuerza. Al principio no lo podía creer, pero luego entendí que era el deseo de sobrevivir y de ser feliz lo que les ayudaba a conseguirlo. También he podido comprobar que, en la mayoría de las ocasiones que nuestra capacidad de adaptación es infinita y, que si uno se lo propone, todo en esta vida se puede superar, aunque nos toque vivir situaciones que nos entristezcan o nos rompan por dentro.

Existen tantas verdades y realidades como personas y poder compartirlas me ha ofrecido un amplio abanico de posibilidades para entender un mundo que no suele ser el ideal.

Seguramente, estas personas no son conscientes del bien que hacen cada día y tampoco de la huella que pueden llegar a dejar en aquellos que nos encontramos a su alrededor. Puede ser que hasta piensen que nos necesitan, cuando en realidad, somos nosotros quienes les necesitamos a ellos, ávidos de contagiarnos de su fortaleza y su energía… Ellos nos hacen “aterrizar” en una realidad que no todo el mundo tiene la oportunidad de conocer.

Por eso quiero expresar mi enorme gratitud hacia nuestros pacientes y sus familias, ya que nos han permitido y nos permiten recorrer con ellos una parte del camino. Un camino que me demuestra en cada paso que no siempre la vida es fácil, pero que la gente es maravillosa y que, cada día, sin darnos cuenta, hay un motivo por el cual sonreír y agradecer.

Gracias por confiar en nosotros y por regalarnos vuestra experiencia.
Gracias por dedicarnos vuestro tiempo

Ésta es una de las cartas redactadas para los familias por el servicio de neurorrehabilitación pediátrico de Vithas Consuelo Valencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar