Programa intensivo de disfagia para pacientes con una lesión cerebral y pacientes post Covid

Logopeda utilizando las última técnicas de rehabilitación en el plan de tratamiento intensivo de disfagia

En Vithas NeuroRHB hemos desarrollado un plan de tratamiento intensivo de disfagia con el que, en un máximo de 8 semanas, el paciente no solo podrá “tragar” sino que, además contará con una dieta individualizada para recuperar la posible deficiencia de calorías y proteínas provocada por los problemas de deglución.

Por nuestra amplia experiencia en disfagia, hemos desarrollado un plan de tratamiento intensivo que conjuga la valoración médica con las últimas técnicas de rehabilitación logopédica y nutricional de las personas que, tras sufrir una lesión cerebral, una enfermedad neurológica o Covid, tienen problemas para poder “comer bien”.

Logopedia y disfagia


El objetivo principal de la intervención de nuestros logopedas con este plan de tratamiento intensivo será conseguir, una alimentación oral segura y eficaz en la persona con disfagia, manteniendo su nivel óptimo de hidratación y nutrición.

Se elabora plan de tratamiento individualizado según las características clínicas de cada paciente, considerándose la idoneidad de distintas estrategias como:

  • Maniobras deglutorias
  • Estrategias posturales
  • tDCS
  • TMS
  • Electroestimulación intraoral (lingual, palatina…) y de la musculatura suprahioidea facial
  • Terapia miofuncional (movilidad orofacial, estimulación técnica, estimulación vibratoria, estimulación gustativa, ejercicios de fuerza)
  • Vendaje Neuro muscular

Nutrición y disfagia


Durante el plan de tratamiento intensivo de disfagia, nuestros nutricionistas trabajarán con los pacientes modificación de hábitos y personalizarán al máximo sus pautas dietéticas. 

Para ello:

  • Establecerán la dieta adecuada a cada paciente en función a la patología asociada, hábitos, limitaciones, gustos, etc.
  • Garantizar un estado nutricional óptimo siendo su alimentación variada, equilibrada y saludable teniendo en cuenta las limitaciones de cada uno
  • Realizarán evaluaciones y diagnósticos nutricionales
  • Informarán sobre educación alimentaria a familiares y pacientes para optimizar la adherencia al tratamiento
  • Trabajarán en equipo con el resto de compañeros para optimizar los resultados

Disfagia post Covid

Además, como entre las secuelas “long-Covid” relacionadas con alteraciones neurológicas, la disfagia es una de las más frecuentes, sobre todo para aquellas personas que han permanecido un tiempo ingresadas por SARS- CoV-2 y han sido intubadas en UCI. De hecho, según un trabajo publicado en la revista Dysphagia, en el 56% de los pacientes, la prevalencia de este trastorno de la deglución aumenta después de 48 horas de tratamiento con intubación orotraqueal.

La disfagia post-intubación se relaciona con la duración de la ventilación mecánica y hay diversos aspectos implicados para que aparezca este trastorno como son los posibles traumatismos orofaríngeos o laríngeos, la debilidad neuromuscular, la disminución de la sensibilidad laríngea, la alteración de la conciencia, el reflujo gastroesofágico y una alteración en la sincronización respiración-deglución, entre otros.

Y en pacientes infectados por Covid, ésta no es la única causa que puede afectar a la compleja coordinación neuromuscular necesaria para una correcta deglución, ya que la corticoterapia y otros tratamientos farmacológicos aplicados a los pacientes con infección por SARS- CoV-2 también pueden provocar problemas en el acto de comer.

Con este plan de tratamiento intensivo los pacientes post covid con disfagia podrán mejorar sus dificultades a la hora de comer en solo dos semanas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar