Programa específico de neurorrehabilitación para personas con síndrome Post-UCI

Programa específico de neurorrehabilitación del síndrome post-UCI causado por elCovid19 busca recuperar las diferentes secuelas motoras y cognitivas en el menor tiempo posible.

En los centros de Vithas NeuroRHB contamos con un programa específico de neurorrehabilitación de Síndrome Post-UCI para pacientes que han sufrido Covid con el que ya se están tratando varias personas.

Este síndrome afecta, en la actualidad, entre 50 a 70% de los pacientes que han sido dados de alta de las Unidades de Cuidados Intensivos y cuyos casos se han multiplicado durante la pandemia, entre otros motivos, por la inmovilización prolongada, el uso intensivo de ventilación mecánica o las altas dosis de corticoides sistémicos.

La pandemia por el coronavirus que estamos viviendo obliga en muchos casos a largas estancias en UCI y gracias a la extraordinaria labor de los equipos de personal sanitario, una gran parte de las personas ingresadas logran sobrevivir a la infección por COVID -9. Pero que, en muchos casos, el problema llega tras el alta ya que es probable que cuenten con una serie de secuelas que se conocen como síndrome post-UCI.

Programa específico de Síndrome Post-UCI para pacientes que han sufrido Covid

 

Nuestro programa específico de tratamiento para personas con síndrome post-UCI a causa del Covid unifica todos nuestros recursos, el equipo profesional y diferentes herramientas de trabajo, para alcanzar los objetivos marcados por el equipo médico, en el menor tiempo posible.

Normalmente, estos pacientes cuentan con secuelas musculares y cognitivas por lo que la intervención que estamos realizando se centra, en primer lugar en una valoración minuciosa por parte de distintos profesionales del equipo multidisciplinar.

El síndrome Post-UCI se define como un espectro de signos y síntomas que incluyen alteraciones físicas, dominadas por una debilidad muscular marcada; alteraciones cognitivas, principalmente de las funciones ejecutivas; alteraciones psicológicas como ansiedad, depresión, cuadros similares al síndrome de estrés post-traumático y otros signos y síntomas que se han descrito asociados, entre los que destacan fatiga, inmovilidad, respiración entrecortada, fragilidad del cabello, neuropatías periféricas o insomnio.

Por ello, las técnicas de este tratamiento intensivo, engloban,  entre otros aspectos, una rehabilitación del equilibrio dinámico y estático con entornos de realidad virtual propios, rehabilitación de alcances y destreza de manos, entrenamiento del miembro superior y de la marcha con sistemas robóticos, prescripción de farmacología específica, infiltración de toxina botulínica o infiltraciones articulares o peritendinosas analgésicas, rehabilitación de las funciones cognitivas, procesos atencionales y mnésicos, habilidades visuoespaciales y visuocontructivos, tareas de planificación y organización con realidad virtual, estimulación basal y multisensorial clínica y técnicas de estimulación central y periférica con tDCS, TMS y taNVS.

Durante esta pandemia, la neurorrehabilitación se ha presentado como una herramienta terapeútica básica no solo para el abordaje de síndromes post-UCI sino también para las diferentes alteraciones neurológicas que están directamente ligadas al COVID 19. Sabemos ya que polineuropatías, miopatías, afectación medular, ictus o encefalitis están presentes en el 36% de los pacientes con coronavirus y son más frecuentes y limitantes en los casos más severos y, por ello, han necesitado un abordaje neurorrehabilitador específico para optimizar su recuperación.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar