Estrategias creativas en neurorrehabilitación: Programa de Arteterapia

Estrategias Creativas de Neurorrehabilitación

“Sin la subjetividad, la creatividad no habría florecido y no tendríamos canciones ni pintura ni literatura”. (Damasio, 2010)

En contradirección de lo que conocemos como arte tradicional, puramente decorativo o retiniano, de la mano de la Escuela de Doctorado en Arte: Producción e Investigación de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), en el Servicio de Daño Cerebral de Vithas NISA Valencia al Mar tomamos una nueva vía de acción artístico-terapéutica. En ella es el valor de su sentido recae en la actitud mental. Esto, implica poner en marcha la creatividad de nuestros pacientes en periodo de rehabilitación. Su nombre, como imaginarás por el titular es: Programa de Arteterapia.

¿Qué es la Arteterapia?

Alejados de buscar “cosas bonitas” o simplemente una estética se ha intentando que los pacientes con daño cerebral puedan expresar lo que sienten de forma lúdica. Esto se consigue potenciando al máximo su capacidad para pensar y crear. Desde Estrategias Creativas en Neurorehabilitación la subjetividad y idiosincrasia de cada persona queda patente en sus dibujos. La forma en que cada uno entiende su enfermedad, su capacidad de superación o cualquier emoción significativa para ellos queda plasmada en su creación.

¿Qué se consigue con la Arteterapia?

Se pretende aumentar la motivación y la confianza. Se trata de devolverlas a muchas personas que tras el Daño Cerebral Adquirido (DCA) las han perdido. Por otra parte, esta actividad mejora la percepción de logro, su independencia. La Arteterapia se convierte en un pretexto para conectar con ellos mismos y sus emociones así como, contactar con el resto de compañeros desde un lenguaje puramente emocional.

Así pues, gestar por medio de la práctica creativa nuevos vínculos entre su yo y sus circunstancias externas les permite reforzar su identidad, así como la propiocepción de cada paciente con este tipo de patologias. Para ello, utilizamos metodologías basadas en un juego que recurre a la abstracción. De esta manera, ofrecemos la posibilidad de crear un espacio, donde la dificultad únicamente recae en  la propia libertad de pensamiento y emoción. Un lugar donde la toma de decisiones y el libre albedrío, se convierten en protagonistas para la apropiación e interpretación de distintos referentes visuales, auditivos y conceptuales propuestos a lo largo de todo el  programa.

Remarcando la importancia de la subjetividad, la práctica artística como terapia para educar el pensamiento productivo, la capacidad individual de idear posibilidades y códigos personales. Si no se buscan resultados concretos a lo que estética o técnicamente se refiere, nos interesa todo lo que se mueve durante “la acción”. Nos interesa la intención. El proceso de poner en marcha el pensamiento, e inherentemente a ello, los sentimientos.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar