El proceso de la bipedestación en el paciente neurológico

Paciente del Servicio de NeuroRehabilitación en una sesión de fisioterapia con un bipedestador

Como ya comentamos en el post sistemas y beneficios de la bipedestación temprana, mediante la bipedestación se obtienen múltiples beneficios, siendo un ítem motor muy importante en el tratamiento del paciente neurológico en el ámbito de la fisioterapia.

¿De qué recursos disponemos?

Dependiendo del estado del paciente, utilizaremos los siguientes:

  • El plano inclinado: es una camilla eléctrica que, una vez que el paciente se encuentra tumbado boca arriba, se alinea y se aseguran con cinchas los puntos necesarios (a nivel de rodillas, pelvis y tórax), verticalizamos de forma progresiva; por este hecho, es el método para conseguir una bipedestación temprana de forma controlada. A continuación, os mostramos un ejemplo:

El proceso de la bipedestación en el paciente neurológico

  • El bipedestador: es un dispositivo que nos permite posicionar al paciente de pie, con apoyo firme en rodillas y pelvis, todo ello regulable en altura, adoptando la posición que buscamos directamente. Se suele iniciar el uso de este aparato, una vez afianzada la tolerancia a la verticalización, siendo necesario que el paciente haya adquirido el control de la cabeza e iniciado el control de tronco.
  • Bipedestación asistida: consiste en la facilitación, por parte del fisioterapeuta, de la movilidad activa del paciente hacia una correcta posición de pie. Para ello utilizamos varios recursos como son la camilla regulable en altura así como las paralelas o productos de apoyo altos.

El proceso de la bipedestación en el paciente neurológico* Todos estos pacientes, han superado el proceso de tolerancia a la verticalización.

Tanto para el uso del plano inclinado como el bipedestador, llevamos a cabo un registro diario, teniendo un control exhaustivo de la tolerancia a estar de pie, con el fin de poder ir aumentando progresivamente el uso de estos dispositivos.

La bipedestación asistida como herramienta en Fisioterapia

Además de los beneficios fisiológicos descritos en el post anterior, este abordaje nos permite poder trabajar otros objetivos como pueden ser:

  • Disociación de cinturas escapular y pélvica
  • Tratamiento de los miembros superiores de manera más analítica
  • Control de tronco, reacciones de enderezamiento…
  • Reparto adecuado de cargas
  • Esquema corporal frente a espejo
  • Heminegligencia 
  • Coordinación ojo-mano
  • Otros

Es importante que todo este proceso de tolerancia a la verticalización se haga siempre bajo supervisión y en coordinación con el área médica, teniendo en cuenta varios signos y síntomas: 

  • Aumento de sudoración
  • Aumento de salivación
  • Palidez
  • Bostezo
  • Debilidad espontánea
  • Mareos (en los casos de los pacientes que nos lo puedan trasmitir)
  • Vómitos
  • Aumento de frecuencia cardíaca
  • Disminución de la oxigenación

Estos dos últimos, deberán controlarse mediante un dispositivo de medición de estos parámetros.
Todo ello para evitar la hipotensión por cambio brusco de posición.

Área de fisioterapia del Servicio de Daño Cerebral del Hospital Nisa-Vhitas Aljarafe (Sevilla).

BIBLIOGRAFÍA:

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar