¡Nos vemos en la playa! – Playas accesibles

El ocio y tiempo libre es una de las áreas en las que las personas nos desarrollamos. Este tipo de actividades nos permiten, de forma lúdica, realizar acciones que mejoran nuestra salud a nivel físico, mental, social, emocional…

Dentro del tiempo de ocio podemos encuadrar los períodos vacacionales, de los cuales todos disfrutamos. Teniendo en cuenta las fechas que se aproximan desde el área de Terapia ocupacional, hemos decidido redactar este post sobre las características de las playas accesibles para personas con Daño cerebral congénito o adquirido, ya que éste, es sin duda el destino preferido por muchos para pasar el verano. Queremos asesoraros sobre los requisitos para ir a una playa accesible, en la que podamos disfrutar con nuestro familiar.

Como ya se ha mencionado en anteriores publicaciones, para que un lugar se considere accesible debe permitir el acceso a toda la población. Pero, ¿se puede acceder y disfrutar de un día de playa si una persona tiene una limitación física? La respuesta es sí, siempre y cuando esté adaptada.

CARACTERÍSTICAS PARA QUE UNA PLAYA SEA ACCESIBLE

Podemos definir a una playa como accesible, siempre que cuente con los siguientes elementos

  • Transporte público adaptado
  • Aparcamiento reservado para personas con discapacidad
  • Rampas de acceso a la arena: éstas deben cumplir con unas medidas mínimas como son, un ancho de 1,20 metros con una inclinación máxima del 8-10%. Además tendrá un rellano intermedio de 1,50 metros y de pasamanos a ambos lados.
  • Pasarelas de acceso a la orilla: se trata de zonas que facilitan la movilidad de una persona con movilidad reducida por la arena. Éstas comienzan al acabar las rampas de acceso y acaban muy cerca de la orilla del mar. Estas pasarelas deben tener la anchura mínima de 1,50 metros para permitir que la persona con limitación de su movilidad, se desplace sin peligro de salirse y caer en la arena.
  • Sombrillas adaptadas y reservadas: estas zonas deben caracterizarse por tener un pavimento que facilite el desplazamiento de las sillas de ruedas. Además sería recomendable que las sombrillas fueran regulables en altura y posición y que el manejo de las mismas fuera sencillo.
  • Sillas adaptadas y material de flotación: conocidas como sillas anfibias. Son un producto de apoyo caracterizado por tener unas ruedas grandes que evitan que este tipo de silla se hunda en la arena, y por eso facilita el transporte de las personas con movilidad reducida desde la arena hasta el agua. Algunas de estas sillas disponen de material que permite que ésta flote, con lo que son el producto idóneo para que las personas con déficits motóricos puedan disfrutar de un baño en la playa. Otro de los productos de apoyo que se puede encontrar para el transporte en la playa es la silla Hipocampe, cuyas características son: es una silla manejable, ligera, plegable, compuesta de un esqueleto de aluminio y un asiento con tapicería impermeable. Además es autopropulsable y, como las sillas anfibias, posee ruedas anchas que permiten la movilidad por la arena.
  • Muletas anfibias: son muletas diseñadas para personas que realicen marcha. Dichas muletas disponen de una contera amplia que facilita la estabilidad en un terreno inestable como es la arena de la playa.
  • Sistemas de ayuda a las transferencias: grúas manual, eléctrica…
  • Baños, duchas y lavapiés adaptados: a éstos se debe de acceder mediante las pasarelas de madera y disponer de pavimento antideslizante. Siempre deberíamos de encontrar una ducha con asiento adaptado.
  • Vehículo adaptado: también conocido como máquina NOVAF, por ser la casa comercial que la fabrica y distribuye. Se trata de un vehículo, en el que se monta la persona directamente con su silla de ruedas. Ésta se mueve gracias a las ruedas con transmisión por orugas (como las de un tanque), lo cual permite la movilidad en terrenos de difícil acceso para personas en silla de ruedas.
  • Boyas y redes: estos dispositivos limitan y reservan una zona especial para las personas con movilidad reducida. De esta manera se facilita el disfrute de la playa y se minimizan los riesgos de accidentes.
  • Otros dispositivos visuales y sonoros

OTRAS RECOMENDACIONES

A parte del tema de la accesibilidad, a la hora de disfrutar de un día de playa con nuestro familiar, debemos tener en cuenta diversos aspectos:

  • Uno de ellos será la ropa de baño ésta debe de estar adaptada a las necesidades de nuestro familiar (ante cualquier duda consultar al Terapeuta Ocupacional)
  • Es también importante conocer los dispositivos para que nuestro familiar con sonda de alimentación pueda bañarse con total seguridad (consultar al especialista)
  • Creemos importante recordaros los aspectos habituales que se deben tener en cuenta para pasar un día en la playa: uso de cremas protectoras, horario de exposición al sol, nivel de hidratación, tiempos de descanso, etc.

Para encontrar un listado de playas accesibles o consultar las dudas que les hayan podido surgir, pueden ponerse en contacto con nosotros y/o consultar las siguientes direcciones web:

Área de Terapia Ocupacional del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Vithas Nisa Sevilla Aljarafe.

 

Imagen: Pixabay

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar