¿Qué es la lesión axonal difusa?

Con la lesión axonal difusa el paciente sufrirá una serie de secuelas y presentará un diagnóstico neurológico y físico determinado

Tras un traumatismo craneoencefálico por accidente de tráfico, por accidente deportivo o incluso por lesiones craneales por violencia, uno de los términos que más se suelen repetir en el hospital durante las primeras semanas es el de lesión axonal difusa. Para los lectores que no estén relacionados con términos médicos puede ser difícil de comprender. Por ello, desde NeuroRHB hemos querido profundizar y definir qué es la lesión axonal difusa.

Aproximación a la lesión axonal difusa

En primer lugar, imaginemos que nuestro cerebro fuera un óvalo de gelatina que normalmente se encuentra bien protegido por el tejido óseo del cráneo, pero que en caso de un traumatismo craneal, las fuerzas mecánicas superaran a la fuerza que el cráneo es capaz de ejercer para protegerlo. Ahora pensemos que esta gelatina estuviera formada por redes de neuronas. Además, imaginemos que durante este traumatismo apareciera un golpe más fuerte sobre la zona del óvalo que reciba el golpe inicial, luego sobre la situada en la parte justo contraria (pensándolo en espejo), que recibiría el denominado “contragolpe”, y, finalmente el tejido formado por el resto de las redes neuronales sería el que se estiraría, se contraería, se cizallararía y se golpearía entre sí.

¿Has podido reflejar esta imagen en tu cerebro? Pues bien, con este sencillo ejemplo gráfico podemos llegar a entender lo que ocurre durante el traumatismo craneoencefálico y los tipos de lesiones que provocan la lesión encefálica. Entre ellas, claro está, la lesión axonal difusa.

Tipos de fuerzas productoras de lesión cerebral

Avancemos un poco más. Debes saber que existen tres tipos de fuerzas productoras de lesión cerebral: las de contacto directo y las fuerzas de inercia (focal o difusa).

  1. Las fuerzas por contacto directo son aquéllas que provocan una lesión focal directa en la zona que recibe el golpe directamente. Pueden presentarse en forma de una fractura del cráneo, o de una contusión, un hematoma o hemorragia en el cerebro. Ahora bien, si ocurre en la parte derecha, será la que se lleve la lesión focal directa, y si ocurre en la izquierda, será esta zona la que lo haga. Por último, las secuelas resultantes dependerán en primer lugar, de esta primera zona afectada.
  2. Las fuerzas de inercia de tipo focal son las que, en el caso de la lesión por contragolpe, se dan en la zona inversa a la lesión focal directa. Así pues, si ponemos el ejemplo del óvalo «flotando» en la cavidad craneal es fácil imaginar la zona en donde se golpee justo la parte inversa a la de la lesión directa, mirando a través del cerebro en espejo. Esta lesión por contragolpe puede provocar en algunos casos secuelas importantes derivadas de la zona lesionada. Por ejemplo, en el caso de ser el cerebelo, que se encuentra en posición inversa y en espejo a los lóbulos frontales, puede provocar ataxia de la marcha, síndromes cerebelosos, disfagia neurógena, etc.
  3. Las fuerzas de inercia de tipo difusa, será aquí en la que resultará la denominada lesión axonal difusa. En ésta, los axones de las redes neuronales sufren daño en forma de microisquemias y microcontusiones. De manera que grandes zonas cerebrales quedarán lesionadas o dañadas, dependiendo de los tractos neuronales y de las zonas lesionadas.

Dependiendo de la gravedad de todas estas lesiones, el paciente sufrirá una serie de secuelas y presentará un diagnóstico neurológico y físico determinado. Es fundamental valorar concienzudamente a cada paciente de manera individualizada, para poder establecer un diagnóstico adecuado, y el plan de tratamiento más apropiado a seguir.

BIBLIOGRAFÍA

  1. J.A. L, W. R-B, M.M. W. The epidemiology and impact of traumatic brain injury: A brief overview. J Head Trauma Rehabil. 2006
  2. Portellano JA. Traumatismos craneoencefálicos. Introd a la Neuropsicol. 2005
  3. Adams JH, Doyle D, Ford I, Gennarelli TA, Graham DI, Mclellan DR. Diffuse axonal injury in head injury: Definition, diagnosis and grading. Histopathology. 1989
  4. Meythaler JM, Peduzzi JD, Eleftheriou E, Novack TA. Current concepts: Diffuse axonal injury-associated traumatic brain injury. Arch Phys Med Rehabil. 2001

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar