La pandemia ha provocado desorientación, inquietud y dificultades atencionales en las personas con daño cerebral

sesion teleneurorhb con familia con daño cerebral

El año 2020, ha sido sin duda un año de cambios. La pandemia ha provocado una auténtica revolución en nuestras rutinas sociales y en nuestras rutinas habituales diarias y esto ha afectado de forma particular a las personas con daño cerebral.

Al cerebro, según diferentes estudios, le encantan las rutinas y los hábitos, principalmente porque gasta mucha menos energía y no debe tomar decisiones nuevas, frente a cuando tiene que cambiar una conducta o pensar en cada momento lo que tiene que hacer, y la pandemia le está provocando un esfuerzo extra de trabajo diario.

Si los cambios de rutinas son complicados de asumir por los cerebros sanos y se está hablando cada vez con más frecuencia de cómo está afectando a la salud mental de la población, es fácil entender que su incidencia es mucho mayor en las personas con daño cerebral. Muchas personas con daño cerebral están afectadas a nivel cognitivo de forma grave o moderada, y suelen ser mucho más sensibles a los cambios en sus rutinas diarias y sus hábitos, ya que presentan afectación en todas las dimensiones de la cognición, como por ejemplo, en la atención, la memoria o la capacidad de procesar información.

De hecho, la pandemia ha presentado un gran impacto en los pacientes con daño cerebral adquirido, ya que la capacidad de adaptación que presentan se encuentra muy afectada. Y, muchos de ellos han aumentado de manera progresiva su desorientación, su inquietud y sus dificultades atencionales, lo cual ha repercutido directamente en su capacidad funcional y en su calidad de vida.

Ante estos cambios, en nuestros centros hemos observado que la desesperación de los familiares y cuidadores también ha aumentado de manera considerable al no disponer de herramientas para controlar esta alteración de las rutinas y se ha provocado un desequilibrio en el entorno familiar, que se ha sumado a la complicada situación de cumplir las restricciones gubernamentales.

Para ayudarles, todos los profesionales de Vithas  NeuroRHB hemos trabajado mucho con las familias con daño cerebral, bien a través de su plataforma de neurorrehabilitación online (tele.neurorhb.com) o bien de forma presencial en nuestros centros, realizando un seguimiento estrecho de la evolución de los pacientes, lo que les ha permitido reducir su impacto familiar.

Es más, en nuestros centros hemos desarrollado una serie de programas específicos para el tratamiento de las secuelas cognitivas y de conducta de la Covid19, siguiendo el método NeuroRHB, basado en un diagnóstico preciso y una valoración del paciente, un tratamiento intensivo adaptado a sus necesidades y una supervisión constante por parte del equipo experto. La situación del paciente y de su familia es evaluada en cada caso clínico, de manera que los objetivos funcionales van dirigidos a mejorar la calidad de vida del paciente y de todo su entorno.

Además, en los casos de personas con daño cerebral que han sufrido un notable empeoramiento cognitivo y conductual durante esta nueva normalidad, nuestro servicio ha procurado aportarles un seguimiento y tratamiento profesional altamente especializado.

Post redactado por la directora médico de Vithas NeuroRHB, la doctora Belén Moliner.

Bibliografía

  1. Gonzales IB. Guía Clínica de Neuro-Rehabilitación en Daño Cerebral Adquirido. Fund Reintegra [Internet]. 2013;1–107.
  2. Real Academia Española. Diccionario de la Real Academia Española. El Diccionario de la lengua española. 2014.
  3. Habib R, Dixon MR. Neurobehavioral evidence for the “near-miss” effect in pathological gamblers. J Exp Anal Behav. 2010;
  4. Bilbao, A. y Diaz JL. Guía de manejo cognitivo y conductual de personas con daño cerebral. Manual para profesionales que trabajan en la rehabilitación de personas con daño cerebral. Colección Manuales y Guías – Ser Depend. 2008;
  5. Laxe S, Miangolarra Page JC, Chaler J, Gil Fraguas L, Gómez A, Luna F, et al. La rehabilitación en los tiempos del COVID-19. Rehabilitación. 2020

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Llamar