La estimulación cognitiva y física pueden proteger al cerebro de los daños causados por la enfermedad de Alzheimer

Estimulacion física y cognitiva contra el Alzheimer

El campo de la investigación del cerebro sigue siendo un recorrido de muy larga duración. No obstante, la investigación médica sigue dando pequeños pasos para resolver grandes incógnitas. En el caso que vamos a tratar, nos dedicaremos a la investigación del Alzheimer, una de las enfermedades del cerebro más devastadoras.

Nuevos avances contra el Alzheimer

En esta línea, según un reciente estudio realizado en la Universidad de Sao Paulo confirma que el ejercicio y la estimulación cognitiva pueden proteger al cerebro de los daños provocados por el Alzheimer. El estudio, realizado en ratones que habían recibido este tipo de estimulación durante cuatro meses, demuestra como éstos tardaban un 24,5% menos de tiempo en resolver un problema relacionado con la capacidad de aprendizaje que el grupo de ratones que no recibieron ninguna estimulación.

Es más, los investigadores brasileños, al analizar muestras de tejido cerebral, observaron que los ratones que habían recibido estimulación física y cognitiva presentaban casi un 70% menos de placas seniles en comparación a aquellos que no la habían recibido.

Estimulación física y cognitiva contra el Alzheimer

Las enfermedades neurológicas son alteraciones que se producen a nivel del sistema nervioso. En este tipo de enfermedades se inicia una degeneración del tejido neuronal del cerebro de manera progresiva, de forma que éste deja de realizar su función.

Así pues, si esta degeneración ocurre en la sustancia blanca del hemisferio cerebral izquierdo, por ejemplo, se detectará una alteración psicolingüística progresiva. Si, por el contrario, la enfermedad se inicia a nivel del hemisferio cerebral derecho, la persona iniciará una disminución progresiva en la velocidad de procesamiento de la información, una alteración en los procesos atencionales y alteraciones en la conducta.

Entre las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes, la más conocida y prevalente es la enfermedad de Alzheimer, seguida por el parkinson y la demencia vascular. Este estudio es importante ya que confirma algo que nosotros venimos constatando desde hace tiempo en nuestros pacientes, que es que si una persona ha sido valorada en un servicio de neurorrehabilitación específico y ha iniciado un tratamiento neurorrehabilitador diseñado de manera individualizada para ella, consigue una mejora de su capacidad física y cognitiva y ahora, gracias a este hallazgo, sabemos que se podrían beneficiar también de una reducción en la formación de placas degenerativas en el tiempo.

Belén Moliner, directora médico de NEURORHB – Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas.

 

Imagen de portada: Pixabay

 

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar