Incontinencia urinaria. Motivos, tipos y tratamiento

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina producida en momentos y lugares no adecuados

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina producida en momentos y lugares no adecuados. Es uno de los problemas más comunes en nuestra sociedad y puede estar presente en cualquier etapa de la vida, aunque la probabilidad de padecerla incrementa a medida que aumenta la edad.

Tiene una incidencia similar entre niños y niñas en edad infantil. En adultos y personas mayores, el porcentaje es mucho mayor en mujeres que en hombres. La importancia de reconocerla y tratarla se debe a la alteración que supone en la higiene, a nivel social, psicológico, emocional y de la calidad de vida de las personas que la sufren.

MOTIVOS DE LA INCONTINENCIA

Esta patología puede aparecer por diversos motivos:

  • Inmovilidad
  • Enfermedad crónica degenerativa
  • Deterioro cognitivo
  • Diabetes Mellitus
  • Ictus
  • Uso de fármacos
  • Debilidad de la musculatura pélvica
  • Actividades de alto impacto

TIPOS 

En las personas con lesión neurológica, los tipos más frecuentes de incontinencia urinaria que encontramos, son:

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo: es la pérdida involuntaria producida al realizar grandes esfuerzos sin que exista la necesidad de orinar.
  • Incontinencia urinaria de urgencia (urgiincontinencia): es la pérdida involuntaria asociada a un fuerte y repentino deseo de orinar.
  • Incontinencia urinaria de causa neurológica (vejiga neurógena): la persona es casi siempre consciente del deseo de orinar, pero no puede controlarlo.
  • Enuresis: es una de las causas más frecuente de pérdida involuntaria de orina y ocurre por la noche, durante el sueño.

TRATAMIENTO

El tratamiento que se realiza para corregir o curar la incontinencia urinaria depende de la gravedad de la situación en la que se encuentre la persona.

  • Tratamiento farmacológico
  • Tratamiento de fisioterapia: gimnasia abdominal hipopresiva
  • Tratamiento funcional: desde el área de Terapia Ocupacional trabajamos la incontinencia urinaria a través de un protocolo de control de esfínteres. Este consiste en:
    • Registrar el día y la hora en el que la persona tiene un escape de orina para conocer su frecuencia
    • Pautar una rutina diaria, estableciendo unos horarios para ir al baño
    • Asesorar productos de apoyo adaptados a las necesidades de la persona

Incontinencia urinaria. Motivos, tipos y tratamiento

En ocasiones, es necesario utilizar procedimientos invasivos como catéter vesical o cirugía.
Si, finalmente, el problema de incontinencia no se puede solucionar, existen tratamientos alternativos que permiten a la persona desarrollar sus actividades diarias sin limitaciones. Estas son:

  • Colectores y bolsas de orina: son prácticas, cómodas e higiénicas.
  • Absorbentes: pañal o empapadores.
  • Sondas permanentes: son el último recurso. Se pueden utilizar de manera temporal para el tratamiento de las escaras o úlceras por presión causadas por el contacto con la orina.

BIBLIOGRAFÍA

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar