¿Qué es el ictus lacunar y cómo es su proceso rehabilitador?

Paraciente en rehabilitación del ictus en NEURORHB Servicio de Neurorrehabilitación de Hospitales Vithas

El ictus lacunar es un subtipo de accidente cerebrovascular. Se define como ictus de pequeño tamaño lesional (menos de 15 mm de diámetro) localizado en el territorio de un grupo de arterias que suministran sangre a zonas profundas del cerebro. Se suele producir por una oclusión de estas arterias en la que se bloquea el flujo de sangre. A diferencia de la mayoría de arterias que gradualmente disminuyen su tamaño, las arterias afectadas por un ictus lacunar se conectan directamente con una arteria principal grande.

¿Cuando se produce un ictus lacunar?

El ictus lacunar presenta ciertas diferencias con los demás accidentes cerebrovasculares. Por ejemplo, rara vez se producen por la obstrucción de un coágulo de sangre (trombo). Lo que ocurre en este caso, es que es difícil que un trombo llegue a las arterias que causan este tipo de infarto, ya que son muy pequeñas. Por el contrario, éste se produce con mayor frecuencia en los ganglios basales, en la cápsula interna, en el tálamo, en la corona radiata y en la protuberancia. Es decir, estructuras subcorticales que están en la profundidad del cerebro.

Estas áreas que pueden verse afectadas, son aquellas que ayudan a transmitir información entre el tronco cerebral y la corteza cerebral, es decir, las que controlan los movimientos, tono muscular, o percepción, por ello este infarto resulta peligroso.

Una evolución especial del infarto lacunar son el llamado síndrome pseudobulbar y el ‘estado lacunar’. Éste se produce por la acumulación de numerosos infartos lacunares de forma bilateral. Dado que estas arterias tienen pocas conexiones colaterales, la obstrucción del flujo sanguíneo conduce generalmente a un infarto en el territorio de la arteria afectada. Con el tiempo el infarto se hace quístico y se rellena con el fluido tisular adyacente, de aquí el nombre de laguna o lago.

¿Cuáles son los síndromes lacunares más frecuentes?

  • Hemiparesia o hemiplejia motora pura: se presenta una parálisis o reducción de la fuerza que afecta en igual o distinto grado de intensidad al brazo y pierna del mismo lado del cuerpo. Puede existir parálisis facial. Este es uno de los síntomas más comunes, estando presente casi en el 50% de las personas que han tenido un infarto lacunar.
  • Síndrome sensitivo puro: trastorno sensitivo que se distribuye en un hemicuerpo. Puede presentarse como entumecimiento persistente o transitorio, dolor o ardor en la zona afectada.
  • Hemiparesia atáxica: se caracteriza por hemiparesia con predominio en el miembro inferior a la que se asocia incoordinación.
  • Disartria-mano torpe: se caracteriza por disartria, disfagia y falta de precisión en los movimientos de la mano.
  • Síndrome sensitivo-motor: combinación de hemiparesia y hemiplejía además de una alteración sensorial en ese lado del cuerpo.

¿Qué proceso de rehabilitación necesitan las personas que han sufrido un ictus lacunar?

Las personas afectadas por un ictus lacunar suelen necesitar rehabilitación general que incluye lo siguiente:

  • Fisioterapia con el objetivo de restablecer el máximo posible las funciones motoras.
  • Terapia ocupacional para restaurar acciones de la vida diaria y evaluar la necesidad de adaptación del domicilio a la condición física del paciente.
  • Logopedia con el fin de trabajar los problemas de disartria y disfagia que suele haber tras un ictus lacunar.
  • Neuropsicología para mejorar las funciones cognitivas.

 

Bibliografía

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

2 Comentarios

Escribe un comentario

Llamar