Caso práctico de tratamiento y evolución de Ictus ACM Izquierda en terapia ocupacional

Ejemplo de una de las actividades de rehabilitación que se desarrolla en terapia ocupacional con personas con Ictus ACM Izquierda

Con este post queremos presentar cómo es el posible tratamiento y evolución de una persona que sufre daño cerebral, en concreto un Ictus ACM Izquierda y cómo es su tratamiento y evolución desde el área de terapia ocupacional. 

Presentación del caso

Paciente de más de 60 años, viuda, vivía sola y tiene una hija. Ama de casa. Sufre Ictus ACM Izquierda.

No hay focalidad motora, presenta problemas cognitivos y afasia de conducción, dependencia en las actividades de la vida diaria.

Tras la valoración que realizamos al ingreso desde el área de Terapia Ocupacional del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Vithas Nisa Valencia al Mar, se observa que:

  • Precisa ayuda mínima, supervisión y/o dirección para llevar a cabo las actividades básicas de la vida diaria, en concreto para la ducha, el aseo o el vestido.
  • Marcha autónoma con supervisión por desorientación espacial.
  • Dependencia para la mayoría de las actividades instrumentales de vida diaria. Es capaz de realizar tareas ligeras como las camas por orden verbal.Fluctúa en el reconocimiento de monedas y billetes en función de la fatiga que muestre y no es capaz de manejarlos adecuadamente. La medicación la prepara su hija. No usa medios de transporte. No maneja móvil.
  • La destreza fina de la mano derecha (dominante) está ligeramente alterada, aún así presenta ambas manos totalmente funcionales, por ello y por los problemas de lenguaje la grafía se encuentra alterada.

Todo lo anterior se ve agravado por los problemas cognitivo-conductuales que presenta: apatía, fatiga, embotamiento afectivo, falta de iniciativa, ausencia de conciencia de enfermedad y problemas de comprensión.

Tratamiento y evolución

A continuación, se expone el tratamiento realizado, su evolución, así como algún hecho  relevante en su vida que puede afectar a la misma. Este punto se organiza en periodos de tiempo significativos.

Periodo 1: Primer mes

Hecho relevante: Debido a su situación actual realiza un cambio de domicilio a casa de su hija.

Tratamiento:

  • Nos marcamos los siguientes objetivos: aumentar autonomía y crear buenos hábitos, vencer la apatía y fatiga.
  • Comenzamos el tratamiento pautando rutinas específicas para las actividades básicas con la colaboración de la hija, realizando un registro de todas ellas. En el aula trabajamos las secuencias sencillas tanto escritas como en imágenes.
  • Trabajamos en el aula la destreza fina de ambas manos como la grafía, comenzando por trazados ya que presenta problemas en el área del lenguaje.
  • Trabajamos el reconocimiento de euros.

Evolución:

  • Conseguimos que adquiera los buenos hábitos trabajados.
  • Como consecuencia de lo anterior decidimos para los meses posteriores:
    • Retirar la dirección en las actividades básicas.
    • Realizar supervisión para elegir la ropa adecuada a cada situación.

Periodo 2: a los 3 meses

Tratamiento:

  • Nuevos objetivos perseguidos: mejorar la relación social con sus compañeros y fomentar directamente el lenguaje oral, además de los anteriores.
  • Comenzamos un plan de actividades, para estructura su día a día, con tareas sencillas (camas, poner la mesa, comprar el pan…).
  • Trabajamos el reconocimiento y manejo de €, mediante actividades tanto a nivel escrito como realizando actividades de rollplaying.
  • En las diferentes sesiones se le incluye en el taller de cocina y en el taller de Patchwork.

Evolución:

  • Adquiere el reconocimiento de billetes y monedas de €.
  • Colabora y se implica en los talleres y en la rehabilitación. Lo que nos permite ir añadiendo tareas mas completas en el plan de actividades, como la participar en las cenas, la implicación con las necesidades del nieto, que de momento las realiza la hija.

Periodo 3: A los 6 meses

Tratamiento:

  • Seguimos potenciando las Actividades Instrumentales de la Vida Diaria.
  • En sesiones específicas seguimos con secuencias mas complejas, resolución de situaciones ficticias cotidianas de cierta complejidad.
  • Trabajamos manejo del móvil para una mejor comunicación con su familia y el ámbito social. Tanto teléfono en sí como uso de whatsapp.
  • Mantenemos ambos talleres

Evolución:

  • Con el plan de actividades hemos conseguido que realice la cena y colabore en las tareas ligeras de casa, y es capaz de realizar pequeñas compras.
  • Aumenta su iniciativa, realizando tareas fuera del plan de actividades que ve necesarias realizar en casa como la plancha.
  • Mejora la destreza fina por lo que mejora la grafía.
  • Mejora su estado emocional venciendo en gran parte la apatía que mostraba al comienzo de la rehabilitación.
  • Mejora en el manejo del teléfono móvil.
  • Objetivos de independencia en las actividades básicas de vida diaria ya conseguido.

Periodo 4: a los 9 meses

Tratamiento:

  • Dada su evidente mejoría en autonomía tanto en la realización de las actividades básicas como en las instrumentales, planteamos que vuelva a vivir en su casa con supervisión ocasional de la hija o la hermana.
  • Potenciar capacidades cognitivas.
  • Mantenemos talleres de los que se beneficia.

Evolución:

  • Mejora su manejo del euro, mejora su implicación en las actividades de casa, aún así, para tareas complejas de casa necesita apoyo de una tercera persona.
  • Aumenta iniciativa para realizar las actividades necesarias del día a día.

Periodo 5: al año

Tratamiento:

  • Objetivos: estructuración del día a día y recursos cercanos a su entorno en función de una posible alta. (hobbies)
  • Comenzamos a trabajar la preparación de la medicación con pastilleros semanal y medicación escrita por la hija para que no haya error de ningún tipo.
  • Se le incorpora al taller de compra para aumentar su independencia en esta actividad.

Evolución:

  • Mejora la destreza manual fina, lo que se pone de manifiesto en la clara mejora de la caligrafía al igual que en la mejora también del lenguaje tanto escrito como oral.
  • Aumenta en gran medida la autonomía en las actividades instrumentales. Se organiza la alimentación en función del tiempo, cocina o compra en establecimientos de comida para llevar. Se ocupa de la colada.
  • Todavía precisa ayuda para tareas domesticas más pesadas.
  • Comienza a realizar pequeñas compras, siempre en entornos conocidos. Mejora el manejo del euro aunque aún se tiene que seguir trabajando.
  • En todo caso, la economía familiar la realiza otra persona.
  • La medicación la prepara su hija pero se la administra ella.

Como se pone de manifiesto es muy importante conseguir una motivación del paciente para conseguir los objetivos. Además es fundamental el apoyo familiar para conseguir abarcar mas aspectos del paciente y conseguir su plena autonomía.

Área de Terapia Ocupacional del Servicio de NeuroRehabilitacion del Hospital Vithas Nisa Valencia al Mar.

 

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar