Hipoterapia en Parálisis Cerebral Infantil: ¿puede ayudar un caballo a un niño con PCI?

Hipoterapia en personas con Parálisis Cerebral Infantil

La parálisis cerebral infantil (PCI) se trata de un conjunto de síntomas clínicos que se caracterizan por alteraciones motoras debidas a un daño cerebral en las primeras etapas de la vida. Actualmente hay existencia de diferentes técnicas y métodos para el tratamiento rehabilitador. Entre las cuales encontramos la terapia asistida con animales  y dentro de esta, la hipoterapia.

¿En qué consiste la hipoterapia?

La hipoterapia se trata de un método en el cual se usa al caballo como instrumento terapéutico. Este animal proporciona unos principios terapéuticos que fundamentan su uso:

Transmisión de calor: El caballo tiene una temperatura corporal mayor que el ser humano (38ºC). La cual cosa ayuda a la relajación y flexibilización de los músculos.

Cambios en el sistema circulatorio: Aumenta el flujo de sangre

Transmisión de impulsos rítmicos desde el lomo del caballo al cuerpo del niño:  Cuando el caballo anda, transmite unos impulsos hacia la pelvis, columna vertebral y piernas. Cuando las patas de atrás del caballo se adelantan se produce una elevación de la grupa (parte trasera del caballo) y de la zona lumbar. Esto provoca que la pelvis del niño tenga que adaptarse provocando una basculación de la pelvis. A nivel de la columna vertebral, provoca reacciones de equilibrio,  enderezamiento y fortalecimiento de la musculatura dorsal y abdominal, es decir, ayuda a que el niño pueda trabajar la coordinación del tronco y la cabeza sin usar las piernas.

Transmisión de un patrón de locomoción equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana: Esto posee mucha importancia en niños con PCI, ya que en general carecen de control suficiente sobre la coordinación y estabilización de tronco y cabeza, por esto generalmente pueden no ser capaces de dominar la marcha. La hipoterapia permite poder trabajar un patrón de marcha mientras el niño esté sentado, sin usar las piernas.

¿Cuáles son los efectos de la hipoterapia?

Los efectos de la hipoterapia pueden ser de varios tipos: posturales, musculares, aurriculares, sensoriales y cognitivos.

Posturales:

  • Enderezamiento de la columna vertebral
  • Mejora el control cefálico y de tronco
  • Mejora la capacidad de percibir una postura correcta
  • Marcha
  • Mejora el equilibrio
  • Mejora la simetría de ambos hemicuerpos
  • Favorece la coordinación de los movimientos

Musculares:

  • Normalización del tono muscular

Articulares:

  • Aumentar y/o mantener la movilidad de las articulaciones

Sensoriales:

  • Fomentar el uso de las manos
  • Estimulación visual, auditiva, táctil y olfativa
  • Mayor percepción de los estímulos
  • Mejora en la motricidad fina y gruesa
  • Aprendizaje del esquema corporal
  • Inhibición de movimientos y patrones anormales

Fisiológicos:

  • Estimulación del sistema cardiocirculatorio y respiratorio
  • Mejora la resistencia a la fatiga

Cognitivos:

Mejora la atención, aprendizaje y memoria

Bibliografía:

  • Sociedad Española de rehabilitación y medicina física/ Sociedad española de rehabilitación infantil. Rehabilitación infantil. Ed. Panamericana; 2012
  • Sophie L. Tratamiento de la parálisis cerebral y del retraso motor. Ed. Panamericana. 5ª edición, 2013
  • Gross E. Equinoterapia. La rehabilitación por medio del caballo. España: Trillas; 2006
  • Oropesa P, Wilson I, Puente V, Matute Y. Terapia asistida con animales como fuente de recurso en el tratamiento rehabilitador. Medison. 2009;13(6)

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar