Los apoyos visuales en la rehabilitación de las actividades de higiene personal de personas en estado de Amnesia Post Traumática

Higiene personal amnesia post traumática

La Amnesia Post Traumática (APT) se define como el período de tiempo que va desde el momento en que se produce el Traumatismo Cráneo Encefálico (TCE) hasta que el paciente recupera la capacidad de almacenar y evocar nueva información.

Durante este período los pacientes presentan:

  • Desorientación temporal
  • Desorientación personal
  • Amnesia retrógrada (dificultades para recordar eventos pasados)
  • Desorientación espacial
  • Amnesia anterógrada (dificultades para almacenar nueva información)
  • Dificultades para focalizar y mantener la atención

Además, la expresión del lenguaje suele ser bastante incoherente. Por lo tanto, la percepción del entorno y de estímulos nuevos puede estar distorsionada, lo que incrementa el grado de confusión de los pacientes.

Amnesia post traumática y rehabilitación de la higiene personal

De esta manera, rehabilitar a una persona que se encuentra en amnesia post traumática para que sea autónomo en el desempeño de sus actividades de higiene personal, puede resultar difícil. Por una parte, resulta común que el paciente no integre las estrategias facilitadas o bien no recuerde el orden de las tareas (o el orden de los pasos dentro de cada tarea).

Así pues, desde el departamento de Terapia Ocupacional de NeuroRHB empleamos apoyos visuales para reforzar el entrenamiento de estas actividades.

En general, se entiende que un apoyo visual es un Sistema Alternativo de Comunicación (formas de expresión alternativas al habla natural, para personas que no la han adquirido o que la han perdido por causas diversas). Aunque en este caso no lo empleamos para facilitar la comunicación del paciente. Aquí se utiliza como una adaptación de la actividad para que una persona pueda seguir una secuencia sin olvidarse de los pasos que la conforman.

¿Cómo realizar este tipo de apoyos?

Para emplear este apoyo de manera efectiva es necesario tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Situarlo a la altura de sus ojos en el lugar en el que va a ser necesario. En este caso, al tratarse de actividades de higiene personal, lo idóneo es colocarlo en frente al paciente en el propio baño.
  • Es aconsejable que las imágenes sean reales. Si es posible, fotografías del propio usuario.
  • Cada fotografía debe estar reforzada con el nombre de la tarea. Siempre con el tamaño de letra adaptado a la capacidad visual del paciente y numerada.
  • Es importante que el profesional valore si es necesario o no desgranar los pasos de cada actividad o secuenciar solamente las actividades.
  • Se aconseja que la secuencia no esté formada por muchas imágenes para facilitar la comprensión de la información.

Es fundamental tener en cuenta que el empleo de apoyos visuales en estos pacientes es una herramienta más, en la que podemos pensar cuando valoramos y planificamos la intervención, pero que no es eficaz en todos las personas que están en APT. Su uso o no depende siempre de la valoración que el Terapeuta Ocupacional realice, de las características de cada persona y del resultado que se obtenga del análisis de la actividad.

Si tenéis alguna duda sobre el uso de apoyos visuales en pacientes en Amnesia Post Traumática, no dudéis en contactar con nosotros.

Post realizado por el departamento de Terapia Ocupacional del Hospital Vithas-Nuestra Señora de Fátima, Vigo.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 4,69 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar