Heminegligencia y su repercusión en las Actividades Básicas de la Vida Diaria

Las personas con heminegligencia, al realizar cualquier actividad, ignoran todo el material situado al lado izquierdo

La heminegligencia es uno de los trastornos más frecuentes como consecuencia de una lesión cerebral, como un accidente cerebrovascular, un traumatismo craneoencefálico o un tumor cerebral, entre otros. Suele tener un gran impacto en la funcionalidad del paciente. El Síndrome de Negligencia Unilateral (SNU) o heminegligencia se define como la incapacidad o dificultad para detectar, atender o responder a estímulos presentados contralateralmente a una lesión cerebral, en ausencia de trastornos sensitivos o motores.

Aunque se ven casos de heminegligencia en lesiones en el hemisferio izquierdo, es más común en pacientes con lesión en el hemisferio derecho (lóbulo parietal inferior derecho) y afectación motora en hemicuerpo izquierdo. Para su diagnóstico, lo más sencillo y que más información nos va a dar a los terapeutas ocupacionales, es la observación del paciente, su postura, hacía dónde dirige su mirada o como desempeña sus AVD.

PRINCIPALES DIFICULTADES QUE APARECEN EN LAS ACTIVIDADES BASICAS DE LA VIDA DIARIA

Al no atender a su hemicuerpo izquierdo ni a los estímulos que le llegan por  el mismo, se ven comprometidas las AVD, tanto Básicas como Instrumentales y Avanzadas, apareciendo incapacidad o dificultad para la ejecución de las mismas.

  • Higiene personal: Sólo se peina, se afeita, se maquilla o se lava la mitad derecha de la cara, así como se cepilla los dientes de un solo lado.
  • Ducha: Enjabonarse y secarse sólo la parte derecha del cuerpo o del cabello, no ponerse desodorante o crema corporal en el hemicuerpo izquierdo.
  • Vestido: Dificultad para orientar la prenda en relación al cuerpo, no controla el derecho del revés de las prendas, ponerse sólo la ropa en el hemicuerpo derecho, olvidando el izquierdo.
  • Alimentación: Sólo coge la comida de la mitad derecha del plato, no encuentra el pan, el agua o cualquier cubierto que se encuentre a su izquierda, no se limpia el mismo lado de la boca después de comer.
  • Cama: Sólo se tapa la parte derecha del cuerpo con la sábana, en los giros en la cama puede dejar el brazo izquierdo detrás y quedar atrapado por el cuerpo sin darse cuenta.
  • Silla de ruedas: Va mirando hacía el lado derecho y su brazo puede quedar colgando con el peligro de pillarse la mano con la rueda o contra la pared.
  • Marcha: Puede chocarse con objetos, muebles o puertas por la parte izquierda, al cruzar la calle no mira hacía el lado izquierdo.
  • Uso del teléfono: No ve la mitad de la pantalla y por lo tanto presenta dificultad para marcar los comandos (números, letras, tecla de colgar-descolgar,…).
  • Compras: Al girar sobre un mismo lado no se orienta correctamente por el supermercado, no encontrando las secciones o los productos en las estanterías.
  • Cocinar: Lee únicamente la mitad de la receta, por lo tanto no es capaz de elaborarla. Además, al no integrar el miembro superior afecto, puede cortarse o quemarse.
  • Control de la medicación: Dificultad para organizarse el pastillero y equivocarse a la hora de tomarse las dosis prescritas.
  • Uso de transportes públicos: Problemas para interpretar un horario de autobús o tren. Dificultad a la hora de orientarse y bajar en la parada deseada. Riesgo de chocar con la puerta por la parte izquierda.

RECOMENDACIONES PARA EL MANEJO EN CASA

Al realizar cualquier actividad, las personas con heminegligencia ignoran todo el material situado al lado izquierdo, por eso recomendamos:

  1. Colocarse y hablarle siempre que sea posible, por el lado izquierdo
  2. Cambiar la orientación en su entorno, de forma que tanto la mayor parte de la estancia como la zona de entrada y salida queden a su izquierda
  3. Procurar que siempre tenga a su alcance y en el mismo sitio los productos que utiliza de forma habitual
  4. Comenzar a vestirse por el lado afecto y guiar la secuencia de pasos si fuera necesario. Recordarle que al finalizar se mire en el espejo por si ha dejado alguna parte del cuerpo sin cubrir
  5. En la comida prestar especial atención al manejo del cuchillo. En la mesa se colocará el agua y los cubiertos en la parte izquierda para que tome conciencia
  6. En la preparación y manejo del pastillero hay que supervisar siempre por el riesgo que conlleva el control de la medicación
  7. Ponerle en el brazo izquierdo algún objeto como un reloj, una pulsera,…
  8. Proteger esquinas o zonas peligrosas de la casa con las que se pueda golpear
  9. En la cocina, si la sensibilidad se encuentra muy alterada y la heminegligencia es severa, se puede utilizar una tabla de cocina adaptada, dónde únicamente use la mano sana y así evitar lesiones
  10. En los giros en la cama debe tener conciencia de cómo tiene colocado el brazo izquierdo, ya que puede quedar atrapado por el cuerpo
  11. Colocar una línea roja o fluorescente en el lado izquierdo de la página que está leyendo o tiene que escribir

Área de Terapia Ocupacional del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Vithas Nisa Valencia al Mar.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,43 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar