Ganador y otros relatos participantes III Edición del Concurso de Microcuentos Navideños

Ganador de la III Edición del Concurso de Microcuentos Navideños del Servicio de NeuroRehabilitación

LA ASAMBLEA – Microcuento ganador

BOSQUE DE WISTMAN´S WOODS, GRAN BRETAÑA, 24-12-4 A.C

Norman Abies corria apresuradamente para llegar al claro, que estaba situado en lo más profundo del bosque. Eran muy raras este tipo de reuniones, La última se había celebrado hacía unos doscientos años y él no pudo asistir por un problema de coníferas en las raíces. Por nada en el mundo quería perderse esta, además iba en representación de los Abietes y sabía que era imprescindible su presencia allí esa tarde. Cuando llegó ya habían pasado cinco minutos desde que la asamblea diera comienzo y para su sorpresa también había dado fin. El Gran Árbol de la familia de los Ents había tomado una decisión en honor al nacimiento del niño Jesús: Norman brotaría durante la noche de un tocón lleno de luces a la hora exacta de su llegada y ese sería el regalo de la naturaleza para el Hijo de Dios.

Cuenta la leyenda , que a partir de ese día, cada año se adornan miles de árboles en honor a ese milagro.

  ANTONIO P. L.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

Y LA VIDA CAMBIÓ

Corría el año 2016 en el planeta azul, su gente había perdido su identidad, solo se preocupaban de trabajar, ser los mejores, de tener más que los demás…

El egoísmo se abrió camino entre ellos y el amor se olvidó…

Apareció una dolencia en el planeta, sobre todo en las ciudades más ricas y en las que mejor se vivía. Aquí no había hambre y tenían toda clase de comodidades, pero “ el estrés” hizo estragos en su población , problemas de corazón, depresiones, daño cerebral que a estos últimos les cambiaba la vida. Unos no podían caminar, hablar, otros movían solo medio cuerpo, su c.p.u falló….

Y tuvieron que aprender de nuevo, con paciencia, voluntad, esfuerzo y perseverancia, con ayuda de personas de gran corazón que se dedicaban a ayudar a los demás.

Poco a poco se obraba el milagro y se iban recuperando…

Empezaron a valorar lo importante de la vida, agradecer por seguir viviendo, recuperándose, valorando a las personas, no por lo que tienen, si no por lo que son, ayudando al otro…

Aprendieron a compartir sin necesidad de hablar, con una mirada, una caricia y la ayuda familiar.

Y el amor volvió a sus vidas….

Mª DOLORES R. M.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

GLORIA

Erase una vez, una niña llamada Gloria hija de un mago. Su padre todas las noches le decía que soñara con el bien. Una noche soñó que subía por una montaña, cuando estaba agotada encontró una cueva muy profunda, en la que se tropezó con una caja de cartón de la que salió una jarra. Al verla, sorprendida, la cogió con cuidado y con la ropa le retiro la capa de polvo y se le apareció un rey que le dijo que pidiera un deseo. Gloria recordando las palabras de su padre pidió muñecas para los niños. Su madre gritó: ¡despierta que es hora de levantarse! Gloria se levantó, se puso guapa y se fue al colegio. Algunos amigos se le quejaron porque las muñecas no les gustaron. En la noche siguiente volvió a soñar con el rey y le pidió pan para todos los niños del mundo. Al despertar estaba contenta, pero al volver al colegio algunos de sus amigos le dijeron que tenían solo pan para desayunar, lo que preocupó a Gloria. Los niños no entendian lo que había querido hacer su amiga. Por la noche no pudo soñar y al despertar preocupada preguntó a su padre: ¿he hecho algo mal? su padre le dijo que hay que pensar lo que se pide por que lo que es bueno para unos para otros no.

RAFA B. B.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

BADNJE VEČE (/Noche de navidad/ en Serbio)

Una noche de tormenta en un bosque de Kosovo.

Los centinelas se hielan tras las primeras nieves y

en las solitarias casas derruidas por la cercana lluvia de metal,

solo las chimieneas indican que un día alli

hubieron niños, mujeres, hombres, perros y gatos.

Hoy todos han sido cubiertos por la gruesa capa nívea del frío invierno.

Una corneta suena a lo lejos y se hace el silencio.

Tras la corneta se iza una bandera roja y gualda y

los deseos de los viejos anhelando

que todo haya sido un sueño…

llegan a su fin.

CHARLIE S.
Paciente del Hospital Nisa Valencia Aguas Vivas

ISRAEL EN EL HOTEL 

Trabajando en el hotel un bate se atasco Israel fue y lo arreglo y por la alcantarilla se cayó el flequillo lo perdió y desde entonces anda sin pelo el buen varón.

ANTONIO N. S.
Padre de Israel Núñez, paciente del Hospital Nisa Sevilla Aljarafe

NECESITO SOÑAR

Miré por la ventana y ví una amanecer precioso, con las fachadas llenas de sol, el cielo azul brillante y con un bonito silencio. Me gustaría salir volando por la ventana y explorar este maravilloso día. Así lo hice, salí volando por la ventana y el sol me llenó de energía, di volteretas en el aire dibujando siluetas en las nubes, fuí a lo alto del campanario y respiré aire fresco, observé un horizonte que nunca terminaba, observé personas por la calle que parecían hormiguitas, observé un arbol decorado de Navidad que me llenaba de alegría. Habían pasado 10 minutos y era hora de volver, asi que di otra volterata en el aire, dí un fuerte grito que nadie lo pudo oír y volví a la ventana de donde salí. En ese instante abrí los ojos y seguía mirando por la ventana, así que me giré hacía el ordenador y puse el punto y final.

 HECTOR B. P.
Fisioterapeuta del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Virgen del Consuelo

HISTORIA DE JORGE

Esta es la historia de una feliz familia trabajadora, compuesta por un matrimonio y sus dos hijos, Jorge de 10 años y Carmen de 8.

Jorge es un niño hablador y dicharachero, deportista, trabajador y estudioso, amigo de sus amigos, muy querido por la gente que lo conoce, siempre dispuesto a ayudar a quien lo necesite.

Un día de invierno en un desplazamiento a un pueblo cercano, iban a visitar a sus abuelos, cuando un terrible incidente inesperado les sorprendió. Debido a las bajas temperaturas, se había formado una placa de hielo en la carretera que provoco un trágico accidente. Como consecuencia de este, Jorge quedo en silla de ruedas y privado de su mayor pasión que era jugar al futbol.

Esa Navidad sus compañeros de colegio que tanto lo apreciaban, decidieron regalarle un futbolín para que jugase al juego que tanto le gustaba: ya que no podía jugar con los pies al menos que jugase con las manos.

Y ese año al final de la temporada sus compañeros le brindaron el triunfo que obtuvieron: que fue ganar el campeonato en el cual Jorge era participe hasta que tuvo el trágico accidente.

Gracias a su tesón, fuerza de voluntad y la rehabilitación realizada, Jorge consiguió volver a caminar.

JOSÉ VICENTE G. L.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

UNA NAVIDAD MUY ESPECIAL

Tino estaba nervioso esa tarde.. Tenían al día siguiente la obra de teatro en el hospital, para representar el Belén viviente y celebrar con el resto de compañeros las fiestas de Navidad. Desde que tuvo el ictus hacía tres meses tenía dificultades para recordar algunas cosas, y sobre todo para prestar atención. Tenía miedo de olvidarse de su papel en la obra, y repasaba sus frases una y otra vez.

Al pasar por el salón y verlo, su hijo Felipe se dio cuenta. “No te preocupes, papá, seguro que sale bien.. Déjame y te ayudo”. Y cogió los papeles de la obra para ensayar con él. Lo pasaron tan bien, y se rieron tanto que Tino se olvidó de sus miedos y de sus nervios.

Al día siguiente se despertó feliz. Cuando ya estaba preparado para bajar a recibir la ambulancia, le dijo a Felipe: “Pase lo que pase hoy, ya ha sido Navidad para mí. Gracias por el ratito de ayer, hijo”.

Ese día, Tino actuó de Rey Gaspar, y su actuación fue maravillosa. El público se emocionó y aplaudió con fuerza. Tino estaba tan alegre que pensó “Esta Navidad será muy especial”.

BELÉN M. M.
Coordinadora Médico del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Nisa Valencia

PAPA   NOEL LLEGA TARDE

Los niños estaban felices; esperaban que papa Noel les trajera los regalos de sus sueños. Pero su llegada no se producía. Resulta que en su viaje desde Laponia,   Santa Claus bruscamente había notado que no podía mover medio cuerpo. Sus renos, que eran listos lo trasladaron a la unidad de Daño Cerebral de Nisa, en Elche.

Allí unos magníficos terapeutas, muy expertos y humanos priorizaron sus ejercicios para que mejorara pronto… y lo consiguieron. Papa Noel se recuperó y no sólo pudo moverse y repartir sus juguetes sino que tuvo más ánimos y repartió muchos más y  a más niños…

Al final todos felices tuvieron al fin sus esperados regalos.. Y no fue eso sólo sino que llevó a los niños con problemas para moverse o hablar a Nisa, y allí, “jugaron” un rato y mejoraron de sus limitaciones, incluyendo a Antonio, muchachote de seis años,muy sonriente y con dificultades en la marcha..

Al final acabaron todos cantando villancicos y tocando la zambomba.

JAIME M. S.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

Y LA VIDA CAMBIÓ

Corría el año 2016 en el planeta azul, su gente había perdido su identidad, solo se preocupaban de trabajar, ser los mejores, de tener más que los demás…

El egoísmo se abrió camino entre ellos y el amor se olvidó…

Apareció una dolencia en el planeta, sobre todo en las ciudades más ricas y en las que mejor se vivía. Aquí no había hambre y tenían toda clase de comodidades, pero “ el estrés” hizo estragos en su población , problemas de corazón, depresiones, daño cerebral que a estos últimos les cambiaba la vida. Unos no podían caminar, hablar, otros movían solo medio cuerpo, su c.p.u falló….

Y tuvieron que aprender de nuevo, con paciencia, voluntad, esfuerzo y perseverancia, con ayuda de personas de gran corazón que se dedicaban a ayudar a los demás.

Poco a poco se obraba el milagro y se iban recuperando…

Empezaron a valorar lo importante de la vida, agradecer por seguir viviendo, recuperándose, valorando a las personas, no por lo que tienen, si no por lo que son, ayudando al otro…

Aprendieron a compartir sin necesidad de hablar, con una mirada, una caricia y la ayuda familiar.

Y el amor volvió a sus vidas….

MARIA DOLORES R. M.
Paciente del Servicio de NeuroRehabilitación del  Hospital Nisa Sevilla Aljarafe

REGALOS  QUE NUNCA PUDIERON PEDIRSE

Aunque en estas fechas los niños escriben sus cartas y las llevan a un rey mago para que les traigan sus regalos, un grupo de niños no podía hacerlo. Unos porque tenían daño en sus manos, no podían escribir, o no podían caminar para entregar la carta, y algunos otros, aunque los magos se lo preguntaran no eran capaces de hablar.No podían pedir regalos y por tanto tenerlos.

En esta ocasión Melchor que era un rey sabio hizo que bastara que con su imaginación, en forma de pensamientos, les hicieran llegar sus deseos. Pero los reyes fueron aún más generosos. Iniciaron con ellos una cabalgata, y montados en el trineo de papa Noel, en sus camellos y los de sus pajes, y guiados por la estrella luminosa los llevaron al centro de daño cerebral de Nisa, en Elche. Allí    muchos esforzados y cariñosos  terapeutas les atendieron y  lo pasaron bien.

Ese año los regalos fueron maravillosos y mejores que nunca.

Todos los niños mejoraron. Todos tendrían sus juguetes; poco después  todos cantaban villancicos y tocaban las  panderetas y zambombas… Ah  y comieron mucho turrón y mazapanes. Lo pasaron muy guay.

JAIME M. S.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

VAMOS TODOS  AL PORTAL

En el portal de Belén, acababa de nacer Jesús.

Allí estaba la virgen  María, también una vaca y una burra que daban calor al niño, y  también san José, todos iluminados por una bella estrella con refulgente cola. Al portal acudían muchísimos pastores que alegres cantaban villancicos y tocaban la zambomba.

Pero no todo era alegría porque llegó un niño arrastrándose porque andaba con dificultad, y otro que no podía andar.

Los reyes magos habían evitado que el terrible Herodes los matara, pero  no habían evitado que las enfermedades les causaran esos daños. Pero además de sabios eran buenos y generosos, por lo que se confabularon para curarles. Con un camello trajeron fisioterapeutas y logopedas del Centro Nisa.

Una vez allí jugaron con ellos, y poco a poco mejoraron todos. El que no hablaba cantaba villancicos, el que no podía mover la mano tocaba la pandereta  y el que no caminaba empezó a bailar.

Pocos días después todos eran felices. Hasta un chava lote que no recordaba las letras de las canciones, aprendió muchas y cantó todas.  Decían: En el portal de Belén gitanillos han entrado…y al bueno de san José los calzones le han robado… y todos reían.

JAIME M. S.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

PAPÁ NOEL EN ASTURIAS…

Érase una vez en una aldea asturiana llamada Santibáñez, donde vivía un abuelito con el pelo y la barba blancos al que todos llamaban “Papá Noel”. El abuelito vivía con un burrito. La estación que más le gustaba era invierno porque encendía la chimenea y se calentaba junto a su burrito.

Pese al poco dinero que cobraba de pensión, guardaba un poquito cada mes y lo ponía en su hucha  de reno, para cuando llegara diciembre comprar chucherías y repartirlas a todos los niños del pueblo.

Cada 23 de diciembre, Papa Noel dejaba todo preparado: su carrito, los aparejos engrasados, su burrito duchadito con jabón con extractos de aloe vera para que oliera súper bien, y también le limpiaba los dientes para que relucieran, ya que éste no paraba de sonreír; también se planchaba su traje de Papá Noel, le pasaba un trapito a sus botas de piel y llenaba el saco con las chucherías que había comprado.

Este año, el abuelito cayó enfermo y no podrá estar el 24 de diciembre en Asturias, pero por suerte, su burrito, que ya conoce la ruta, repartirá las chucherías a los niños. El año que viene promete estar totalmente rehabilitado para poder pasar las navidades junto a su burrito.

ABEL  G.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

LA VIDA

Erase una vez la nada absoluta por donde pululaba una particula inherte entre zapatazos y bandazos de estrellas roja

Al estallar el Big bang esta se coló entre los zapatos de Dios y se aventuró a investigar que se podía hacer en el universo. Y fue caminando paso a paso hasta llegar a la Via Lactea. Cansada de tanto movimiento decidio descansar y tumbarse un poco entre dos astros, un planeta y una luna que estaban abrasando, por lo que al sentirse tan calentita se durmió. Al despertarse descubrio que se habia enfriado y se habia transformado en un planeta. Toda euforica se puso a ver que podia hacer. Se dio cuenta que tambien estaba caliente y decidio hacer hielo poco despues para descubrir la belleza de los carambanos y las formas tan espectaculares que creaban. Con todo esto descubrio que    tenia una diminutas particulas verdes y negras con un pelito en la cabeza y que se movian por su superficie y con mayor asombro descubrio que se trataba de los primeros microorganismos que dieron lugar a la vida de plantas y animales, llamados estos protozoos. Observó que estos organismos vivos, como plantas y animales interactuaban entre ellos.

JOSÉ ANTONIO S. M.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

ES UN BUEN MOMENTO

– Me gusta verte así papa!!

será la Navidad, pero te levantas genial,

con ganas de hacer nuevas cosas,

con ganas de aprender,

con ganas de caminar y trabajar,

incluso hemos hecho juntos el arbol de Navidad!!

-Jeje, pues no se,antes:

no hacía cosas nuevas,

no aprendía nada,

caminaba por caminar,

trabajaba por trabajar

y siempre hacías el arbol de Navidad con tu madre.

Despues de superar “esto” que ya sabes que me paso, puedo disfrutar de las Navidades contigo.

Es un buen momento papa.

 HECTOR B. P.
Fisioterapeuta del Servicio de NeuroRehabilitación del Hospital Virgen del Consuelo

LA VIOLENCIA Y EL SUBGENERO

¿Porqué existen en el mundo tantas etiquetas “politicamente correctas”?

¿Será porqué el hombre es una subespecie dentro de la mujer?

El hombre se siente mucho mas vulnerable en el fondo y en la superficie, sobre todo en esta última y por eso tenemos que echarnos mas flores a nuestro paso. Por eso necesitamos cobrar más por el mismo trabajo que una mujer. Por eso tenemos que apoyarnos en ellas para poder actuar con la misma responsabilidad.

El factor humano que tiene una mujer, nosotros solo lo rozamos con los dedos, pero su esencia se nos escapa entre las manos.

A ver si reconocemos que en un principio las sociedades mas avanzadas eran las constituidas por mujeres al frente de los grupos.

Hasta que no nos demos cuenta de que los politicos estan demasiado sobrevalorados, nuestra sociedad no avanzará y siempre estaremos robandonos los poderosos a los mas vulnerables y debiles.

En resumidas cuentas, hay que abarcar menos para ser mejor con nuestros llamados “hermanos”. Y hay quecrear, sobre todo, puestos de trabajo que no sean basura, temporales, que es lo unico que hacen los politicos.

Tenemos que mirar más hacia la ética y la filosofía que hacia la política.

JOSÉ ANTONIO S. M.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

REFLEXIÓN DE NAVIDAD

¡FELIZ NAVIDAD!

En los primeros días de diciembre llegan las luces doradas de la navidad, pero desde que murieron mis padres y mi único hermano, son navidades de nostalgia, ya no me gustan.

Éstas dos palabras: FELIZ NAVIDAD, siempre van juntas pero en las noches de no dormir, he tenido tiempo de analizar el tópico. La navidad es para celebrar el nacimiento de nuestro amigo Jesús de Nazaret, pero la felicidad es algo que casi nadie sabe cómo es ni el camino  para llegar a ella. Yo lo supe el día que nació mi hija mayor.

Me parece que he encontrado una palabra que se le parece, es el  bienestar,  la  alegría de no tener ningún dolor, los buenos modales, la paz, la  música, los  árboles,  los  niños,  los  amigos,…

Y para terminar este ladrillo me quiero despedir anunciando que la navidad del 2017 voy a llenar  todo el personal del hospital San Juan de Dios de confeti, flores, serpentinas y cohetes, para llenarlo de colorines, para darles las gracias por todo lo que han hecho todo este tiempo por nosotros, porque gracias a ellos, todos estaremos sanos.

Quiero dar las GRACIAS ESPECIALES A REGINA, OLGA, ISABEL Y FANI.

MªÁNGELES P. A.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

UN ERROR TRAS OTRO

Había  un rey  malvado que quería matar a niños inocentes,   otro    permitía que sin obrar mal   vivieran toda su vida sin poder hablar  o caminar

Una vez al año otros reyes   les animaban a pedir  regalitos, y los inocentes niños escribían cartas con  ilusión; pedían muñecas, rifles   o trenes. Ignoraban que lo más importante que podían desear era la salud.

Ese año tuvieron suerte. Se cometió otro error; el paje que tenía que llevar las cartas con sus peticiones  las perdió. Los magos   eran buena gente y no querían dejar a  los niños sin regalitos.

Se reunieron  a meditar  y  Melchor, el mayor y sabio les lanzó su propuesta que todos  aceptaron. ¿Cuál era?

Proporcionarles  un vale para que fueran al Centro  Nisa  para curarse. Para llegar su estrella les guio  y Papa Noel les cedió sus trineos;  formaban  una cabalgata muy cargada, pero en el Centro  había muy buen ambiente y empezaron a jugar.

Allí magníficos y amorosos  terapeutas los atendieron.

El resultado fue maravilloso, a los pocos días unos saltaban, otros corrían o  bailaban,  se movían sin cesar; todos cantaban villancicos y  decian: en el portal de Belén han entrado los ladrones y al bueno de san José le han robado los calzones. Entraron  sufriendo  y salieron  gozando.  207

JAIME M. S.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

PROTAGONISTAS DE UNA BELLA HISTORIA

Empezó el día con sorpresas. Esperábamos comenzar la terapia cuando llegó Natalia;   traía a alguien muchísimo más grande que ella, el reno Pitufo. Lo acababa de encontrar lesionado, apenas podía andar, y miles de niños quedarían sin los regalos que el reno llevaba en el trineo de papa Noel;  que venían  de Laponia, país nevado donde lucia el sol a medianoche.

Al llegar a Elche y buscar una chimenea por la que bajara Santa Claus, sin darse cuenta se tropezó con una antena de televisión. Posiblemente porque se despistó al contemplar Merca China, y pensar que allí conseguiría más juguetes.

Se dañó una pata pero tuvo una mala buena suerte porque estaba cerca de centro Nisa, y allí lo llevó Natalia. Al llegar Loli le dijo que sin papeles no podía entrar, pero como tiene buenos sentimientos fue a consultárselo a Irene, pero no pudo, acababa de ser mama de un precioso muchachote. Entonces habló con Desi, que con su buen corazón autorizó que le cuidaran.

Natalia,  Maite y Noelia  se ocuparon de las patas delanteras, Javier, Sabrina y Beatriz de las traseras. Fue increíble, trabajaron mucho y deprisa. El pitufo se hizo amigo de Antonio repartieron regalos  y fueron felices. 201

JAIME M. S.
Paciente del Centro de Daño Cerebral Nisa Vinalopó

REGALO DE NAVIDAD

Mateo era un niño de siete años de familia rica, que vivía en una gran casa. Sus padres querían que pidiese para navidad los mejores regalos, pero él aún no había escrito la carta.

Esa noche Mateo soñó que era muy pobre, no tenía ropa, casa, ni comida. Cuando despertó decidió escribir la carta a Papa Noel, en ella pidió hacer regalos a los niños pobres. Después pidió a su madre que le comprase papel de regalo. Subió, envolvió todos sus juguetes y los colocó en un árbol en el salón.

Llegó Noche Buena y el granizo y los copos de nieve golpeaban las ventanas.

Sonó el timbre de la puerta, Mateo y su padre se levantaron a abrir y se encontraron a tres niños muy pobres con ropas rotas, mucho frío y hambre cantando un villancico a cambio de unas monedas o comida.

Mateo los invitó a pasar donde estaba su árbol, con los regalos que había preparado. Gritaba entusiasmado, bien bien!!

Papa Noel ha recibido mi carta y me ha dejado hacer mis regalos. Mateo esa noche le enseñó a sus padres que tenían un gran nudo en la garganta el verdadero significado de la Navidad.

ALBA M. V. Y MARÍA M. V.
Nietas de Mercedes V. R., paciente del Servicio de NeuroRehabilitación del  Hospital Nisa Sevilla Aljarafe

UNA NAVIDAD DIFERENTE – FUERA DE CONCURSO POR INCUMPLIMIENTO DE LAS BASES

En aquellos días salió un sol muy brillante, me deslumbraba la vista, al momento me desperté y estaba en el Hospital de Valencia al Mar. Todo era silencio y tranquilidad.

Los días iban pasando, se acercaba la Navidad y todo el ambiente lo respiraba con alegría y gozo. Y animaba a vivir aquel día, la risa y el alboroto nos inundó por doquier. El Señor José era San Jose y la virgen la Señora Carmen, el Niño Jesús, Javier. Los tres Reyes Magos eran Carmen, Amparo y Amparo. Los camellos eran Toño, Abel y Antonio, los pastores lo formaban el grupo de Patri, Patricia y Elia, el grupo de ovejunas lo formaban Lucia, Lucía  y Estela. Todo el Belén estaba bien ambientado.

Desde lo alto se encontraba Joan que sostenía la estrella y Enrique que soplaba el viento. Los tres camellos que transportaban a sus Majestades eran Belén, Carolina y Raúl.

Una vez montado y terminado el Belén se organizó una gran fiesta en la que todos rebosábamos de alegría y de gozo.

Edwin tocaba la bandurria, Isabel el violín y David el acordeón. La fiesta comenzó y de repente me desperté de alegría. Las auxiliares bailaban enloquecidas y los celadores también, destacaban Javier, Paco y Juan que lo hacía también muy bien y muy acompasados. Todos estaban gozosos y de repente me desperté, abrí los ojos y me sentí feliz y contento.

La Navidad había comenzado y todos estábamos mejor y podríamos ir a nuestras casas de nuevo, doce meses en el hospital dan para mucho y muy entretenido.

La noche se nos vino encima, el cansancio de nuevo nos envolvió con gozo y con alegría de regresar a nuestra vida de nuevo.

Dando gracias por tantos dones y personas conocidas este nuevo año.

Colorín colorado este cuento se ha acabado.

Feliz Navidad. Sed buenos, felices y trabajadores.

RAFAEL F.
Paciente del Hospital Nisa Valencia al Mar

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar