Descripción clínica de los Trastornos del Espectro Autista

El diagnóstico del TEA se hace observando la conducta del niño/a, historiando su desarrollo y aplicando una batería de pruebas médicas y psicológicas

La elevada prevalencia de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), junto con la gran repercusión familiar, educativa, sanitaria y social de este tipo de patología explica que, en la actualidad, sea una problemática de gran trascendencia comunitaria.

Se ha avanazado mucho en la descripción clínica de los Trastornos del Espectro Autista, aspecto muy importante, ya que, para el diagnóstico de estos trastornos no hay un test objetivo o prueba médica que diga si una persona tiene o no autismo.

El diagnóstico se hace observando la conducta del niño/a, historiando su desarrollo y aplicando una batería de pruebas médicas y psicológicas para detectar la presencia de los signos y síntomas que los describen.

Recientemente, el DSM-V (manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, publicado por la American Psychiatric Association) ha aportado una nueva conceptualización de los rasgos nucleares de este tipo de trastorno del neurodesarrollo.

Trastornos del Espectro Autista (TEA)

En concreto, hablaremos de TEA cuando existan:

Dificultades persistentes en la comunicación social y en la interacción social en diferentes contextos

  • existen problemas en la reciprocidad emocional, pudiendo presentar desde un acercamiento social anormal hasta un fracaso en iniciar o responder a interacciones sociales.
  • las deficiencias comunicativas no verbales pasan desde escaso o nulo contacto ocular o falta total de expresión emocional a una mala comprensión del lenguaje no verbal.
  • los porblemas en el desarrollo, mantenimiento y comprensión de la relación varían desde la ausencia de interés por otras personas a la inadecuación del ajuste del comportamiento ala situación social.

Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades

  • movimientos, utilización de objetos o habla repititivos o estereotipados.
  • insistencia en la monotonía e importancia de la rigidez ante los cambios.
  • intereses muy restringidos y fijos.
  • hiper o hiporeactividad a los estímulos sensoriales o interés inhabitual por aspectos sensoriales del entorno.

Otros aspectos a tener en cuenta

  • Estos síntomas han de estar presentes en las primeras fases del período del desarrollo
  • Los síntomas causan un deterioro clínicamente significativo.
  • Pueden ir asociados, entre otros a déficit intelectual o déficits en el lenguaje

Tras definir las características clínicas más importantes, es fácil reconocer e intuir la gran cantidad de dificultades que los afectados y familias encuentran en su día a día. Es cierto que, el nivel de gravedad, marcado por la intensidad y severidad de la manifestación de los grupos de síntomas descritos, va a determinar en gran medidia dichas dificultades pero, a grosso modo:

Todas las familias y pacientes con Trastornos del Espectro Autista (TEA) van a convivir con una discapcidad severa y crónica del desarrollo, que actualmente no tiene curación y cuyas manifestaciones van a ser patentes en múltiples áreas del desarrollo (bio-psico-social).

Área de NeuroPsicología del Servicio de NeuroRehabilitación Vithas Nisa Elche – Vinalopó.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar