Consejos para el cuidado de la sonda gástrica en casa

Recomendaciones de limpieza y cuidados que debes tener en cuenta con tu sonda gástrica, sonda PEG

En ocasiones anteriores ya hemos hablado de la alimentación por sonda. Te hemos explicado cómo se utiliza así como algunos consejos básicos. Pero, en esta ocasión,  queremos enseñarte a tratar la limpieza y los cuidados que debes tener con tu sonda gástrica – PEG (Gastrostomía percutánea).

¿Qué es la sonda PEG?

Definimos la PEG como un tubo de alimentación que se inserta quirúrgicamente a través de la piel del abdomen (“percutáneo) hasta el estómago (“gastrostómico”). Se usa en el momento en que una persona tiene dificultades para tragar o, a su vez, si los alimentos no pueden satisfacer las necesidades nutricionales debido a la falta de apetito o a la necesidad de un mayor aporte calórico.

¿Qué cuidados debo tener con mi sonda PEG? 

Es importante seguir estos pasos para el cuidado de tu sonda gástrica:

  • Limpia diariamente la parte externa de la sonda con una gasa esterilizada, agua tibia y jabón suave. Una vez esto, aclara y secar bien
  • Gira diariamente y de manera ligera la sonda para evitar que quede adherida a la piel
  • Comprueba todos los días que el soporte externo no te oprima la piel, si observas que está demasiado ajustando, súbelo un poco para aumentar la distancia
  • Antes de cada toma, revisa que la sonda no se haya movido y que su posición es la correcta. La graduación en centímetros de la sonda puede ayudarte a examinarlo
  • Después de la administración de cada nutrición o medicamento, inyecta por la sonda 50ml de agua. En caso de nutrición continua, realiza esta operación cada 4-6 horas
  • Renueva diariamente la cinta adhesiva y el lugar de sujeción de la sonda PEG
  • Cierra los tapones de la sonda cuando no se usen
  • Cambia la sonda cada seis meses. Si observas que se oscurece o deteriora consúltalo con tu médico

Además, si tu sonda es una sonda con Balón, cada dos semanas debes comprobar su volumen y valorar con tu médico el beneficio de sustituir el balón.

¿Qué cuidados debo tener con la piel de alrededor de la sonda PEG?

Será importante que hagas un cuidado rutinario de la piel:

Observa que la piel alrededor del tubo no tiene irritación cutánea, inflamación o secreción gástrica. (Si esto ocurriese debes llamar al médico de inmediato).

Durante las tres primeras semanas limpia la piel alrededor del tubo 1 o 2 veces al día con una gasa con agua y jabón. Realiza movimientos circulares desde la sonda hacia afuera sin mantener presión. Luego seca toda la zona y aplica solución antiséptica.

Al pasar los primeros quince días limpia la piel sólo con agua tibia y jabón, a continuación seca bien la zona.

En el caso de que observes suciedad debajo del soporte externo, puedes levantarlo o girarlo ligeramente para poder limpiar mejor, pero nunca tires de él. Limpia el soporte con una gasa humedecida en agua tibia y sécalo de manera cuidadosa.
Si el médico lo aconseja puedes colocar una gasa debajo del soporte para disminuir el riesgo de irritación. Esta gasa también deberás cambiarla diariamente.

*Sólo se colocará un apósito sobre la sonda en aquellos casos que exista riesgo de tirar de ella. Si fuera así se utilizaría una gasa pequeña.

¿Qué complicaciones pueden surgir?

Es posible que puedas sufrir algunos de estos problemas:

  1. Irritación o infección de la piel de alrededor de la sonda
  2. Obstrucción de la sonda
  3. Salida de la sonda
  4. Fijación de la sonda

¿Cómo solucionarlas? 

La irritación o infección puede ser debida a varias causas:
Exceso de presión: para ello deberás regular la distancia entre el soporte externo y la piel.
Falta de higiene en la piel alrededor de la sonda: para que esto no suceda tienes que segur la rutina de limpieza diaria indicada anteriormente.
Salida de líquido gástrico: si esto ocurre debes acudir al médico de referencia.
Obstrucción de la sonda. Puede ser debido a medicamentos o alimentos secos en el interior de la sonda. Con ayuda de la jeringa, pasa 50ml de agua tibia para limpiarlo.https://neurorhb.com/vithas-vigo/
Salida de la sonda. Puede salir por causa accidental o voluntaria. Debes avisar al médico de referencia antes de que pasen 24 horas.
Fijación de la sonda. Si no logras girar la sonda con suavidad, acudir al médico de referencia.

Otros consejos

  • Recuerda que los cuidados deben realizarse a diario
  • Mantén la piel limpia y seca para prevenir infecciones o irritación
  • Es importante que las manos y las superficies de trabajo se laven con agua caliente y jabón o con solución antiséptica
  • No olvides cuidar tu higiene bucal. Cepíllate los dientes y lengua sin tragar agua
  • Es aconsejable llevar un registro de la cantidad de líquidos que consumes diariamente
  • Controla tu peso diario o semanalmente
  • No olvides las revisiones con tu médico

I M P O R T A N T E

Deberás buscar atención inmediata cuando:

  • Empieces a toser o vomitar durante o después de la alimentación
  • Tienes dolor abdominal intenso
  • Ves salir alimento o sangre de tu sonsa PEG
  • La sonda PEG está mucho más corta que cuando la colocaron
  • La sonda PEG se ha salido
  • Sientes la boca muy seca, tus pulsaciones son altas o te encuentras muy débil

Post realizado por el área de logopedia de NEURORHB – Servicio de Neurorrehabilitación del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima en Vigo.

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar