¡Vámonos al cine! Cines y teatros accesibles para personas con autismo y daño cerebral

CInes y teatros accesibles

Pese a que en nuestro país gozamos de un clima extraordinario para las actividades al aire libre, durante el invierno es probable que busquemos, por el frío y la lluvia, otras oportunidades de ocio ‘a cubierto’. Por este motivo, desde el departamento de Terapia Ocupacional hemos preparado esta publicación en la que queremos hacer mención a una de las actividades de ocio de las que estábamos mencionado. En concreto, os queremos explicar cómo deben ser los cines y teatros accesibles para personas daño cerebral y con autismo.

El ocio es  el tiempo de recreación que una persona puede organizar y utilizar de acuerdo a su propia voluntad. Se trata de una de las áreas en las que se desarrolla el ser humano, por lo que tener un ocio activo y satisfactorio repercute directamente en su salud.

Cuáles son las características de los cines y teatros accesibles

Tal y como mencionamos en publicaciones anteriores,  la accesibilidad es la cualidad de fácil acceso para que cualquier persona, incluso aquellas que tengan dificultades en la movilidad, en la comunicación o el entendimiento, pueda llegar a un lugar, objeto o servicio.

Cines y teatros accesibles para personas son daño cerebral

Algunas características con las que tiene que contar los cines y teatros para que sean accesibles para personas con daño cerebral adquirido son las siguientes:

  1. Itinerario accesible, es decir, que las aceras, pasos para peatones… de los alrededores estén adaptadas a la normativa vigente y que exista transporte público adaptado (autobús, taxi…) próximos al lugar
  2. Que existan plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida
  3. Baños adaptados
  4. Mostradores a una altura de 65 cm y sin mamparas de vidrio
  5. Carteles informativos a 120 cm
  6. Rampas para acceder a la sala
  7. Espacios con 150 cm de diámetro situados en las filas centrales y con acceso directo mediante rampas. Esto es muy importante, ya que por norma general los lugares reservados para personas con movilidad reducida están situados en las primeras filas, y esto dificulta la visualización de la película o de la obra de teatro.
  8. Mesas auxiliares

Cines y teatros también pensados para personas con autismo

Por último, para que las personas con autismo puedan acceder también a los cines, existen alternativas. Así pues, diferentes ciudades como Madrid, Barcelona o Córdoba están llevando a cabo una iniciativa para que puedan disfrutar también de un ocio activo y accesible. Algunas características de esta iniciativa son las siguientes:

  1. Se mantienen luces en la sala y en los vestíbulos. Así se consigue minimizar el impacto visual y reducir el miedo a la oscuridad
  2. Está permitido moverse, saltar, entrar y salir. De esta manera, los pasillos se encuentran despejados para facilitarlo
  3. Las películas tienen el sonido más bajo
  4. Pueden llevar comida y bebida de casa
  5. Pueden sentarse donde quieran

Post redactado por el área de Terapia Ocupacional de NEURORHB – Servicio de Neurorrehabilitación del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima.

Bibliografía:

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar