Accesibilidad cognitiva, ¿cómo podemos ayudar a personas con daño cerebral adquirido?

¿Cuántas veces un familiar o un paciente con Daño Cerebral Adquirido (DCA) nos cuenta que se ha perdido en el centro comercial o que no ha entendido los pasos a llevar a cabo para cubrir un documento oficial? Partiendo de estos ejemplos de la vida diaria, desde NeuroRHB nuestra voluntad es explicar qué es la accesibilidad cognitiva y de que manera puede ayudar a las personas con DCA.

¿Qué es la accesibilidad cognitiva?

Según el Diccionario Fácil de Plena inclusión Madrid, la accesibilidad cognitiva es la característica que tienen las cosas, los espacios o los textos que hace que los entiendan todas las personas.

Por su parte, en la Guía de accesibilidad cognitiva en los centros educativos, sus autoras  recalcan que algo es cognitivamente accesible cuando resulta de comprensión o entendimiento sencillos. Accesibilidad cognitiva es el término que se usa para designar la propiedad que tienen aquellos entornos, procesos, bienes, productos, servicios, objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos que resultan inteligibles o de fácil comprensión.

Así, mientras accesibilidad física implica desplazarse, entrar y acceder a los sitios entre muchas otras características, la accesibilidad cognitiva implica que las personas puedan  entender el significado de los entornos y de los propios objetos.

Por todo esto, se entiende que la accesibilidad cognitiva es el derecho a comprender la información que nos proporciona el entorno. Estaríamos hablando de dominar la comunicación que mantenemos con él y a poder desempeñar las actividades que en él se llevan a cabo sin discriminación por razones de edad, de idioma, de estado emocional o de capacidades cognitivas.

La accesibilidad cognitiva para personas con daño cerebral

Aunque principalmente este término se relaciona con las personas con discapacidad intelectual, nos gustaría resaltar la importancia que tiene también para las personas que han tenido DCA. De hecho, estas personas cuentan con una afectación en mayor o menor medida de sus capacidades cognitivas.

Por todo ello, la accesibilidad cognitiva ha de tener presente las barreras a las que se enfrentan las personas con discapacidad en relación a las habilidades de procesamiento de la información como  la atención, percepción, memoria, resolución de problemas, comprensión, establecimiento de analogías, lectura, comprensión verbal…

Por este motivo, las prácticas de accesibilidad cognitiva deberían dar solución a estas barreras con las que se encuentran las personas con DCA. Nos referimos a: el control del espacio y del tiempo, el manejo ante situaciones inesperadas, la comprensión de la información de su entorno más inmediato, la realización de cálculos y el razonamiento lógico… (3)

Algunos ejemplos

  • Lectura fácil.  Se trata de un método de adaptación y redacción de textos para hacer accesible la información y la cultura a personas con discapacidad lectora. Este método ha demostrado su eficacia en la comunicación y transmisión de mensajes a todo tipo de públicos. Por ejemplo, emplear lenguaje cotidiano, evitar conceptos abstractos o reforzar con imágenes sencillas son estrategias que se utilizan en la lectura fácil (Cooperativa ALTAVOZ).
  • Wayfinding o “Diseño de Sistemas de Orientación Espacial”. Estaríamos hablando de un proceso de orientación en el que se utilizan recursos del espacio o situados en el mismo. Todo ello con el objetivo de informar y dirigir a las personas en sus desplazamientos. Otra posibilidad es colocar los mostradores de información pública en la entrada del edificio de forma que sean visibles desde la puerta de acceso. También estaríamos hablando de wayfinding el hecho de señalizar los ascensores para que se vean al entrar en el edificio. (Dimas García, 2012).
  • Señalización. La señalética es una disciplina de la comunicación ambiental y de la información, que tiene por objeto orientar decisiones y acciones de los individuos en lugares donde se prestan servicios (Costa, 1987). Contrastar el color entre el fondo y la forma, entre el soporte, la información que incluye y el entorno en el que se presenta; emplear tipografía sencilla o la utilización de pictogramas son ejemplos de señalización accesible cognitivamente. (2)

¿Existen más ejemplos?

Tal y como puedes comprobar, existen múltiples ejemplos de accesibilidad cognitiva en nuestro día a día. Ahora bien, si conocéis alguno diferente, no dudéis en compartirlo con nosotros. Estaremos encantados de compartir la información en los comentarios.

Post realizado por el Área de Terapia Ocupacional de NeuroRHB Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, Vigo.

Bibliografia

1. Plena Inclusión Madrid. Diccionario fácil [Internet]. Madrid: Plena Inclusión Madrid; 2016 [Consultado 27 Jun 2019].

2. Larraz Istúriz C. Accesibilidad Cognitiva [Internet]. Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (CEAPAT); 2015 [Consultado 27 Jun 2019].

3. Berdud, Mª Luisa; Cervera, Álvaro; Chacón, Jose Manuel; Gallardo, Ana; Marañón, Eunate;  Marco, Alberto; Mirón, Luz; Moreno, Alfonso; Murillo, Isabel; Vela, Ana Belén. Accesibilidad Cognitiva. Guía de Recomendaciones [Internet]. Federación de Organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual de Madrid (FEAPS); 2014 [Consultado 27 Jun 2019].

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Escribe un comentario

Llamar